Medida del SOMU perjudica la operatoria de Puerto Quequén

Medida del SOMU perjudica la operatoria de Puerto Quequén
Una medida adoptada por el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), comenzó a provocar trastornos en la operatoria de Puerto Quequén, así como en otras estaciones marítimas y fluviales del resto del país.
El gremio resolvió adherir al boicot contra buques de bandera inglesa que dispusiera la Confederación Argentina de Trabajadores de Transporte (CATT), aunque también se ven afectadas naves con otros estandartes, como los de Malta, Panamá, Bermuda, Isla de Man e Islas Caiman.

“Casi el 70 por ciento de los buques que vienen a Puerto Quequén tienen estas banderas”, se manifestó en una agencia marítima, reconociéndose que la medida ha generado una marcada preocupación en el sector portuario en general.

El secretario general del SOMU, Enrique Omar Suárez, admitió que “esto va a complicar mucho económicamente” a las empresas británicas, de forma tal que se vean presionadas para que “le reclamen al gobierno (inglés) que se siente a dialogar con las autoridades argentinas” por la soberanía de las Islas Malvinas.

La decisión, que consiste en demorar durante seis horas la entrada y la salida de las cargas, alcanza tanto a buques como a aviones.

Según se estableció ayer, los primeros barcos demorados en Puerto Quequén son el Nim (bandera de Malta), atracado en el giro 6 de Terminal Quequén para recibir trigo, y el Osogovo, del mismo estandarte, que está en el giro 10 para descargar fertilizante.

En fuentes marítimas se consideró que esta actitud “no tendrá consecuencias” para Gran Bretaña, pese a que en el SOMU se advirtió lo contrario, al señalar que los buques demorados “pierden la línea en otros puertos y tardan varios días en regresar”.

El mencionado gremio tiene bajo su órbita al personal de los dos remolcadores que operan en Puerto Quequén, razón por la cual se perjudica notoriamente el ingreso y egreso de las naves, ya que los buques requieren siempre del servicio de los remolques.

“Si tenemos en cuenta que los remolcadores trabajan 12 horas en Puerto Quequén, nos quedan sólo 6 horas para la operatoria”, se sostuvo en otra agencia marítima.

Se recordó que esta situación viene a sumarse a que en la estación local hay dos remolques, cuando años atrás trabajaban cuatro.

“Ahora se demanda el doble de movimiento y, con esta última medida, las consecuencias son altamente negativas”, se remarcó.

Un freno

Además, se añadió que ahora se comenzará a transitar un período en el cual se incrementará el ritmo de cargas, por lo que se insistió en que actitudes de esta naturaleza complicarán sobremanera la dinámica de los embarques.

Por lo indicado en el SOMU, se ha recibido la “adhesión y solidaridad” de sectores sindicales de otros países.

“Están todas la confederaciones latinoamericanas y de muchas partes del mundo apoyando este boicot a la bandera inglesa y contra el colonialismo en el mundo”, aseguró Enrique Omar Suárez, al tiempo que recordó que la CATT funciona como representante de América latina ante la Organización Internacional de Transporte, que tiene sede en Londres y que en la última reunión presentaron ante los ingleses un reclamo sobre el tema.

El dirigente justificó en que los británicos “están robando los recursos naturales en las narices” de la Argentina, comentando que “van más allá de las 200 millas económicas exclusivas, están avanzando, militarizando no

sólo las Malvinas: van a la Antártida a quedarse con todos los territorios”

Coment� la nota