En medio de la creciente inflación, gremios opositores apuran reabrir las paritarias

En medio de la creciente inflación, gremios opositores apuran reabrir las paritarias

Banqueros, aeronáuticos y panaderos quieren rediscutir los aumentos salariales ya cerrados para este año. La CGT de Moyano y la CGT de Micheli preparan un paro y movilización para fin de mes

El jefe del sindicato de los panaderos, Abel Frutos, pidió retomar las negociaciones con el sector empresarial luego de haber cerrado en marzo un incremento salarial del 32%. "Ese aumento ya se lo comió la inflación. Por eso estamos pidiendo reabrir las paritarias, y lo mismo van a plantear todos los gremios", advirtió ayer el dirigente, que responde a la CGT opositora de Hugo Moyano.

Por su parte, la Asociación Bancaria, que cerró en la primera mitad del año una suba del 29% sobre todos los ítems de su convenio colectivo, realizó en las últimas semanas varias medidas de fuerza en demanda de una compensación por el efecto del Impuesto a las Ganancias, cuyo mínimo no imponible no fue actualizado este año por el Gobierno.

Sergio Palazzo, secretario general del gremio, aseguró que la mejora salarial conseguida en las negociaciones salariales a comienzos de año terminó por tener un impacto real de bolsillo cercano al 23% como consecuencia del peso del gravamen en la mayoría de los salarios del sector.

En la misma línea, la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) le reclamó al presidente deAerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, anticipar de inmediato el inicio de las discusiones salariales, previsto para octubre. Y lo hizo con una asamblea de pilotos que provocó el martes último demoras y cancelaciones de vuelos en Ezeiza y en el aeroparque metropolitano.

Pero no sólo exige la reapertura de las paritrarias APLA. También se alineó detrás de ese planteo la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA), que agrupa al personal de a bordo de los aviones. Frente a este contexto de malestar social, tanto el Gobierno como los empresarios admiten que a fin de año puede producirse un brote de conflictividad asociado a reclamos de sindicatos que creen haber perdido poder adquisitivo, publicó el diario Ámbito Financiero.

Y con estas demandas como bandera, la central obrera que comanda el camionero junto con la CGT de Luis Barrionuevo y la CTA de Pablo Micheli preparan un paro nacional entre la última semana de este mes y la primera de septiembre.

Comentá la nota