En medio de un creciente malestar, los trabajadores de la AFIP realizarán un paro

Los empleados del organismo cumplirán hoy una huelga nacional sin asistencia a los lugares de trabajo, en protesta contra la modificación horaria y la no convocatoria a paritarias. En Tucumán, la medida de fuerza tendrá un condimento especial, a raíz de las denuncias sobre persecuciones y malos tratos al personal por parte de las autoridades.
En medio de un creciente malestar, debido a la falta de respuestas del organismo a su larga lista de reclamos laborales y salariales, los empleados de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) cumplirán este viernes con un paro total de actividades en todo el país, que resentirá la atención al público.

En Tucumán, la medida de fuerza, convocada por la Asociación de Empleados Fiscales e Ingresos Públicos (AEFIP), tendrá un condimento especial, puesto que en los últimos días salieron a la luz pública denuncias sobre los malos tratos a los trabajadores y las presiones contra el gremio que ejercen las autoridades locales.

En este sentido, desde AEIFIP expresaron a EL SIGLO su malestar con algunas medidas adoptadas por la directora regional Sara Elena Leguizamón y algunos de los jefes de áreas que tiene el organismo recaudador nacional en nuestra provincia.

El paro de hoy será sin asistencia a los lugares de trabajo e incluirá una movilización a la sede central de la AFIP en la Capital Federal, con la presencia de dirigentes de todo el país.

En la delegación central de la entidad en Tucumán, ubicada en calle 24 de Septiembre 918, está prevista para después de las 9.00 una concentración, donde los dirigentes sindicales y empleados darán a conocer los motivos de la protesta.

"Esta semana realizamos asambleas en todas las oficinas de la seccional Tucumán de la AFIP y entendemos que habrá un acatamiento del paro superior al 70 por ciento, porque el malestar de los trabajadores es muy grande, no sólo por la falta de respuestas al reclamo contra la modificación horaria, sino también por la situación local y el autoritarismo de la delegada regional", expresó en diálogo con este diario Manuel Núñez Ingrao, delegado por Tucumán en el Consejo Nacional de AEFIP

El dirigente recordó que en "total son 14 los puntos del reclamo", aunque admitió que uno de los ejes centrales del conflicto es "la decisión autoritaria adoptada por Ricardo Etchegaray de imponer un horario uniforme de atención en todo el país, 10.00 a 18.00 en verano y de 9.00 a 19.00 en invierno".

El otro punto fuerte del reclamo, según precisó el sindicalista, "es este aumento unilateral del 20 por ciento, a pagarse en dos partes, la mitad en julio y el resto en septiembre, que determinó la AFIP, haciendo oídos sordos al pedido de AEFIP para que se defina el incremento en paritarias".

Sobre este último aspecto, Núñez Ingrao recordó que "el último aumento al personal de la AFIP fue otorgado en junio de 2010. El organismo no quiere hacer paritarias como hacen en todos los sectores. Dicen que es orden de la Presidenta (Cristina Fernández de Kirchner), porque dentro de los empleados públicos somos supuestamente los que más ganamos. Sistemáticamente se vienen negando a dejarnos hacer paritarias internas, como establece el Convenio Colectivo de Trabajo", denunció.

Otros puntos del reclamo

Por otro lado, desde AEFIP exigen que se avance en la cobertura de cargos vacantes y que se de cumplimiento con la Carrera Administrativa, "que permita avanzar con una recategorización del personal, debido a que hay trabajadores que cumplen funciones desde hace años en puestos superiores y no son reconocidos", explicó Núñez Ingrao.

También reclaman "que se cumpla con el compromiso de realizar la designación por concurso del personal jerárquico, y no a dedo, como se viene haciendo en los últimos tiempos".

A propósito, Miguel Daruis, secretario de Asuntos Sindicales de AEFIP en Tucumán, sostuvo que "es importante que todos participen del paro de este viernes, para evitar que este señor Etchegaray y las autoridades locales, con la contadora Sara Leguizamón a la cabeza, sigan avasallando los derechos de los trabajadores, poniendo líderes en todas las áreas, como veedores y ojos de la conducción de la AFIP, para controlar al personal. Que los jefes sean gente de la casa, que merece el cargo, y no paracaidistas puestos a dedo por el gobierno", sentenció.

El dirigente dijo que el próximo martes se realizará un plenario nacional de secretarios generales de todo el país, "donde se definirá la continuidad del plan de lucha en el corto, mediano y largo plazo". A propósito, Daruis advirtió que "como está dada la situación, parece que lamentablemente este conflicto va a ser largo, porque hasta el momento no hubo señales de las autoridades frente a los reclamos".

Trascendió que, a diferencia de otras oportunidades, en las que desde la conducción de la AFIP presionaron a los trabajadores para que no se plieguen a la protesta, esta vez se dejó en libertad de acción al personal, inclusive a los jefes regionales. La decisión, según pudo conocer EL SIGLO, fue transmitida por el propio Etchegaray, titular nacional del ente recaudador, a través de una videoconferencia realizada ayer con todas las jefaturas de la AFIP.

Ello hace presumir que hoy la atención a los contribuyentes se verá sumamente restringida, particularmente en delegaciones como la de Tucumán, donde el descontento va más allá de los reclamos que justificaron la convocatoria al paro nacional.

Comentá la nota