Mercantiles concentran frente a supermercados que respetan la fecha patria

Mercantiles concentran frente a supermercados que respetan la fecha patria
El descanso de los trabajadores. La Asociación Empleados de Comercio de Rosario se movilizará hoy frente a los supermercados que no acordaron respetar el feriado. "Si no tienen corazón, tendrán bolsillo".
La Asociación Empleados de Comercio de Rosario se movilizará hoy frente a los supermercados que no acordaron respetar el feriado. "Si no tienen corazón, tendrán bolsillo", enfatizaron ayer sus dirigentes, mientras anunciaban que la medida tendrá su punto fuerte en la puerta de las cinco sucursales de la empresa nacional que no participó de la negociación a través de la cual se buscaba sellar un compromiso sobre el tema. "Para clientes y trabajadores, un feriado es para estar en familia, no en los súper", resaltaron.

Con la movilización frente a las puertas de las sucursales de Coto buscan disuadir a los clientes y sumarlos a una causa que consideran inclaudicable. "No trabajar los feriados y pasarlos junto a la familia", enfatizaron, tras lo cual fundamentaron la decisión: "Que el lucro sin bandera de esta empresa no destruya nuestros derechos y nuestra dignidad".

El jueves pasado, los empleados de comercio y la cámara que agrupa a las principales cadenas de supermercados y autoservicios radicados en la ciudad se reunieron para llegar a un acuerdo: no trabajar durante los feriados con la condición de que esa decisión sea asumida por todas las empresas.

Pero la reunión, que venía con viento a favor, no tuvo final feliz. "La mayoría de las grandes cadenas dijeron que, si la mayoría cerraba, también lo harían", contó Juan Gómez, secretario del gremio.

En ese marco de cuasi consenso, "Coto no se presentó", explicó Gómez, quien aseguró que la forma "perjudicó el acuerdo".

"Por eso nuestra acción gremial está dirigida a esa empresa", explicó el portavoz de los mercantiles, que buscan retrotraer las características de los feriados a las condiciones previas a la desregulación por la emergencia económica. "Fue con (el ex ministro de Economía) Domingo Cavallo cuando comenzó la apertura de los sábados, a partir de las 13, y luego se fue extendiendo", relató.

El jueves, la Cámara de Supermercados de Rosario adhirió al cierre de los feriados. Entre los firmantes figuran La Gallega, Carrefour, cadena Dar, Libertad y Jumbo.

El acta fue rubricada en el ámbito del Ministerio de Trabajo de provincia y los representantes de Coto no participaron.

Con el acuerdo sin consolidar por todos los actores, es probable que hoy los supermercados adherentes abran, convirtiendo al acuerdo en un logro parcial. Aunque para los gremialistas es un paso más en una lucha que avanza.

Además, definieron la línea que tendrá la intervención frente a la puerta de las cinco sucursales para disuadir a los clientes.

"No somos violentos sino que defendemos nuestros derechos con firmeza", sostuvieron, al tiempo que dejaron sentado que este tipo de lucha tiene una base colectiva.

"Los argumentos de que en esta fecha el jornal es doble responden a miradas desde lo individual. Nosotros continuamos con las conquistas colectivas. Miles de compañeros dejaron su vida por los derechos de los trabajadores y continuaremos ese camino", argumentó Gómez.

El punto inicial para el planteo arrancó en septiembre del año pasado y se hizo efectivo con una primera manifestación frente a Falabella, el 20 de febrero, en ocasión del Bicentenario de la Batalla de Salta, y no laborable por única vez.

"Después de eso, Coto comenzó a cerrar los feriados y, por ejemplo, el Día de la Bandera traccionó al resto de los comercios del centro", detallaron.

Para Gómez, en el medio centenar de locales que los supermercados tienen en Rosario, hay una realidad que lentamente se va modificando — aunque sea en forma parcial—, limitando el número de empleados o el horario de atención.

"Por ejemplo, La Reina comenzó a cerrar y no por eso perdió ventas, porque la gente fue el día anterior. Es una cuestión de modificar algunas conductas que se establecieron hace un par de años", comentó.

Según Gómez, la legislación no obliga a trabajar en los feriados y hasta dispone de situaciones especiales para quienes deben hacerlo por las características de la función.

"El comercio no es un servicio público", disparó y evitó polemizar con los dichos de la Federación Rosarina de Paseos Comerciales, desde donde se calificó "en un todo injustificada" a la movilización programada para hoy (ver aparte).

Por su parte, Verónica Solmi, representante de la cámara de supermercadistas rosarinos, confirmó que habrá locales que "estarán abiertos y otros que no".

Aunque la dirigente no pudo detallar cuáles serán los comercios que cerrarán sus puertas y cuáles los que atenderán al público.

Comentá la nota