La Mesa de Enlace definió un "plan de acción gremial y protesta"

La Mesa de Enlace definió un "plan de acción gremial y protesta"
La entidad que agrupa al sector agropecuario dispuso que el mates 28 se realice una movilización en la Plaza Congreso. Las medidas de protesta contra la política agropecuaria del gobierno nacional se extenderán hasta octubre.
La Mesa de Enlace Agropecuaria dispuso hoy comenzar desde el próximo martes 28 con un "plan de acción gremial y de protesta" contra la política agropecuaria, tras concluir con la novena y última asamblea realizada en la localidad bonaerense de Junín, donde se propusieron desde lock out hasta una rebelión fiscal, para llamar la atención de la Casa Rosada.

"Hemos pensado comenzar con un plan de lucha que tenga una estrategia, se habla de hacer algo ya y de llegar a agosto y octubre, el 28 se realizara una gran movilización, se habló de concientizar a la población sobre la problemática del campo y esto se logra contando a la gente lo que está pasando, no solo en Buenos Aires, sino en todas las ciudades del Interior“, explicó el presidente de Confederaciones Rurales Argentina(CRA), Rubén Ferrero, ante los productores reunidos en Junín.

En muchas de las ponencias, los productores expresaron durante la asamblea realizada en esta localidad la necesidad de atender problemas vinculados con la baja rentabilidad, la falta de competitividad y el encarecimiento de los insumos agrícolas y ganaderos: por ello muchos reclamaron a los miembros de la Mesa de Enlace medidas tales como lock out empresario y hasta "rebelión fiscal" como mecanismo para hacerse oír en la Casa Rosada.

Durante la asamblea, Eduardo Buzzi, de Federación Agraria Argentina (FAA), advirtió que la actual "es la peor política agropecuaria en décadas" y denunció que el país avanza hacia un "deterioro alarmante" de la calidad institucional, en el que incluyó el "narco paraíso fiscal abierto con el blanqueo".

Las entidades dispusieron iniciar un “plan de acción“ contra la política oficial el próximo martes 28, en la Plaza Congreso, y que tiene por objeto "concientizar" a la población sobre la os problemas que presenta la actividad agrícola y ganadera en la Argentina.

En esta campaña, los ruralistas se proponen cumplir con la entrega de productos tales como frutas y lácteos en distintas plazas públicas para demostrar, tal como expreso Buzzi, que la gestión kirchnerista motoriza "la peor política agropecuaria en décadas".

Las diferencias que separan a la Mesa de Enlace de la política oficial hace suponer a la dirigencia ruralista que "será una pelea larga", tal como admitió el titular de la Federación Agraria en Junín, y de "largo aliento", de acuerdo a lo que manifestó su par de la Sociedad Rural Argentina, Luis Miguel Etchevehere.

Según el dirigente entrerriano, la "fuerza y unidad" que exhibe la Mesa de Enlace, conjuntamente con "el apoyo" de los productores agropecuarios, es lo que permitirá desde la próxima semana y por lo menos hasta las elecciones de octubre "parar los atropellos y ataques del gobierno" para con el sector.

También el presidente de Coninagro, Carlos Garetto, instó a los productores a estar "de pie y a luchar" para modificar la política oficial y considero que "los que crean que somos golpistas que se miren para adentro: hacemos política agropecuaria pero no política partidaria". "Queremos un país en el que haya respeto a la Constitución y división de poderes. El campo es parte de la solución. No queremos ser una obstrucción, aunque queremos producir y trabajar con dignidad", expresó Garetto, quien también reconoció que en su entidad no lo va a "descabezar ningún funcionario".

Comentá la nota