Mestre reconoció que una UTE se hará cargo de Tamse, pero dejó muchas dudas

Mestre reconoció que una UTE se hará cargo de Tamse, pero dejó muchas dudas
El intendente confirmó lo anticipado ayer por este medio: las firmas Ersa y Autobuses Santa Fe se harán cargo de la estatal transitoriamente. La UTE comenzará a funcionar desde el 1 de setiembre hasta que arranque el nuevo sistema en marzo de 2014. Contradicciones en declaraciones de sus funcionarios.

Con cierta premura, el intendente de Córdoba, Ramón Mestre, debió salir ayer a aclarar la información vertida por este medio en torno a situaciones pocos claras que se conocieron sobre la licitación del transporte. A media mañana llamó a conferencia de prensa para anunciar junto a todo su Gabinete y concejales, la preadjudicación del servicio a cuatro empresas, pese a que -horas antes- su propio secretario de Transporte, Juan Pablo Díaz Cardeilhac, le había dicho a LA MAÑANA que ese proceso administrativo no se había concretado aún.

La consulta que se le realizó el miércoles al funcionario se hizo luego de que se conociera que la empresa Ersa Urbano -una de las interesadas en explotar el servicio en la ciudad- ya cuenta con medio centenar de colectivos ploteados con el logo de Tamse en un predio que adquirió en avenida de Circunvalación, zona sur. Resultó sugerente que la firma correntina haya realizado tan importante inversión sin que la preadjudicación se le haya sido otorgada formalmente. El miércoles Díaz Cardeilhac había dicho: “Estamos a días de que se preadjudique el servicio a las empresas”, mientras que ayer ante los medios de comunicación señaló: “Se firmó ayer el acta (por el día miércoles) y “se comenzó con la notificación de las empresas”.

Las incongruencias en las declaraciones del funcionario parecen ser producto de las, por lo menos, desprolijidades con la que se viene realizando el proceso de licitación del sistema de transporte. Sin embargo, el desembarco de Ersa en esta ciudad antes de que se conociera la preadjudicación no fue todo; el dato más sugerente fue que cada una de las unidades adquiridas y listas para salir a las calles tienen inscripto el nombre de Tamse cuando la empresa municipal no sólo no participa del proceso sino que, según consta en los pliegos de licitación, en un futuro desaparecerá como tal (sólo se quedará con la división de Trolebuses). La explicación a esa irregularidad la confirmó el intendente: tal como se anticipó ayer desde estas páginas, el municipio accedió a la conformación de una Unión Transitoria de Empresas (UTE) entre Ersa y Autobuses Santa Fe que se hará cargo de Tamse hasta el primer trimestre del año próximo, cuando comience a funcionar el nuevo sistema. Las empresas firmarán un contrato de prestación precaria y comenzarán a explotar el servicio desde setiembre próximo. Oficialmente, la decisión de acceder a la conformación de esa UTE (que por cierto no estaba contemplada en los pliegos) fue que ambas prestatarias deberán incorporar al sistema 200 nuevos colectivos el próximo mes. “La idea es mejorar las condiciones de circulación de los pasajeros a la brevedad, y no esperar los seis o siete meses que demorará la implementación definitiva del futuro sistema”, dijeron desde el Palacio 6 de Julio. Mestre dijo que con esta iniciativa “vamos a dar soluciones antes, no esperar hasta que sea la fecha de inicio como está previsto en el marco del llamado a licitación y de los tiempos formales que esto significa”.

Los precipitados anuncios realizados ayer por el titular del Ejecutivo municipal en medio de un proceso licitatorio que está en marcha, dejaron más dudas que certezas. ¿Por qué no se adjudica directamente el servicio a las dos nuevas privadas en lugar de conformar una UTE?; ¿cuáles son los alcances del acuerdo para otorgar un permiso precario en plena licitación?; ¿sobre qué instrumento jurídico se erige la concesión?; ¿quién asumirá las deudas y compromisos asumidos por la Tamse hasta la fecha de traspaso?; entre otras.

Comentá la nota