Los metalúrgicos ahora aceptan un aumento salarial de 27 por ciento

Los metalúrgicos ahora aceptan un aumento salarial de 27 por ciento
El acuerdo prevé una suba de 25% en dos tramos, más el pago de dos sumas fijas de 1.000 pesos cada una. Sorpresivamente, el gremio bajó su pretensión original de 30% y se alineó con la pauta que impulsa el Gobierno.
La estrategia oficial para contener la discusión paritaria parece empezar a rendir sus frutos.

Sorpresivamente, la poderosa Unión Obrera Metalúrgica adaptó ayer bastante sus exigencias salariales a las pretensiones de la Casa Rosada. Del 30% de incremento salarial que reclamaba de una sola vez, el gremio informó al ministro de Trabajo Carlos Tomada que ahora pretende un aumento del 25% en dos tramos acumulativos más el pago de dos bonos, lo que sumaría alrededor de 27%.

El Gobierno tiene apuro en que se cierre rápido la discusión paritaria metalúrgica porque ambiciona que un puñado de gremios clave firmen sus paritarias todos juntos, siempre cerca de una pauta de 25%. Es más: la versión que circulaba anoche es que el Gobierno prepara un mega acto paritario para mañana mismo o el viernes con gremios afines en la Casa Rosada. Justo mañana se llevará a cabo el plenario al que convocaron los opositores Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, donde se aprobaría un plan de lucha, con paro general incluido, contra el Gobierno.

Además de la UOM, otro gremio que podría firmar su paritaria en la Casa Rosada es la UOCRA. Se hablaba de un 25% en dos tramos más el pago de sumas no remunerativas que acercarían la suba a un 28%. Hoy los paritarios de la UOCRA se reunirán para definir si aceptan la propuesta de la Cámara Argentina de la Construcción.

También se especulaba con que podrían ser de la partida los bancarios, los estatales de UPCN, los encargados de edificios y el gremio de Obras Sanitarias. En ninguno de esos gremios contestaron anoche los llamados de Clarín. Obras Sanitarias firmó el año pasado por 18 meses, y su acuerdo se vence recién en noviembre. Pero si hoy le hacen una propuesta interesante y cobran el aumento antes, podría acordar también mañana o el viernes, cuando regrese Cristina.

El funcionario José López, que responde a Julio De Vido, es el que está operando para la realización del acto. Según el plan oficial, esos acuerdos serían del 25% en promedio y servirían de referencia para el resto de los sindicatos.

Se desconocía anoche cómo logró el Gobierno que la UOM adecuase su reclamo salarial.

“O los apretaron mucho o les prometieron dinero para las obras sociales”, interpretaron en una cámara empresaria.

Lo cierto es que ayer el secretario general del gremio, Antonio Caló, y otros cuatro dirigentes le llevaron su pedido salarial por escrito al ministro Tomada, quien la trasladará hoy a las cámaras empresarias.

Lo que pide el gremio ahora es un incremento del 15% en abril más otro 10% en julio acumulativo, lo que significa una suba final del 26,5%. El sindicato también reclama un plus de 2.000 en dos pagos. Si se contabiliza esa suma la suba es mayor, pero su impacto varía mucho según las categorías y los salarios de los metalúrgicos.

Si se compara lo que reclama ahora con lo que pedía antes, la diferencia es importante. La semana pasada la UOM reclamaba un 30% en un solo tramo o, en su defecto, 32% en dos veces. Y reclamaba un bono de $ 1.800 en dos pagos.

La UOM sí mantiene su reclamo de que el salario consolidado -sería algo así como el mínimo de la categoría más baja- suba de los actuales $ 5.000 a $ 6.400. Sólo alrededor de un 15% de los 240.000 metalúrgicos cobra ese básico; el promedio salarial del gremio ronda los $ 8.000 Más allá de que la UOM y otros gremios firmen por el porcentaje que pretende el Gobierno, es difícil que el resto de los sindicatos los imiten. Ayer, por ejemplo, el Sindicato de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicio acordó ayer un aumento salarial del 36% en tres cuotas, según dijo su titular, el barrionuevista Carlos Acuña.

Alimentación es otro gremio que no piensa en alinearse con las pretensiones de la Casa Rosada. “Nuestra responsabilidad es defender el poder de compra de los trabajadores”, fundamentó su secretario general, Rodolfo Daer. Según el sindicalista, el reclamo que llevarán a su paritaria será “por arriba del 30 por ciento”.

Comentá la nota