Los metrodelegados adelantan "un clima de conflictividad social"

El secretario general de la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro advirtió que la irresuelta crisis del sube volverá a "explotar antes de fin de año" y que "este conflicto será más grave que la medida anterior, que duró diez días". El sindicalista cuestionó al gobierno porteño por no prever en el Presupuesto 2013 ninguna partida para el subte, calificando esta decisión como "aberrante".
El secretario general de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP), Roberto Pianelli, advirtió, en diálogo con el programa Ríos de Tinta, Tigres de Papel, que se emite por Radio Arinfo, que la crisis del subte volverá a “explotar antes de fin de año” y que la crisis será potenciada por la empresa Metrovias cuando deje de recibir los subsidios del gobierno nacional.

“La empresa buscará crear un clima de conflictividad social y lo hará con nosotros, los trabajadores, porque no va a soportar no recibir los 30 millones que hoy le entrega por mes el Estado y este conflicto será más grave que la medida anterior, que duró 10 días”, anticipó Pianelli.

En ese escenario de conflictividad, el sindicalista imaginó que la empresa alegará que “no podemos pagar salarios, tenemos excesos de personal o sacará formaciones, cosas que ya hicieron”.

En ese contexto, el dirigente gremial cuestionó al gobierno de la ciudad por no tener en su proyecto de Presupuesto 2013 ningún tipo de subsidio al subte y calificó la situación como “aberrante”.

“Habría que googlear y ver que no debe existir ninguna ciudad en el mundo que tenga transporte público y que no tenga una partida destinada para ayudarlo. Es increíble”, manifestó Pianelli.

Sobre la intención del jefe de Gobierno porteño de llevar el valor del pasaje del subte a cuatro pesos o más, porque sino no es “operativo”, el transporte, Pianelli desmintió esa posición y hasta aseveró que el subte siempre fue “rentable”.

“El tema es que Metrovías hace figurar 100 millones mensuales de pérdidas, pero éstos son parte de un negociado con otras empresas fantasma que pertenecen al mismo grupo, además de la evasión que realizan y que los trabajadores hemos denunciado”, afirmó el dirigente.

Luego sostuvo que otros de los temas que generan estas “pérdidas” son las altos salarios de los directivos que ya en 2004 “estaban entre 40 y 60 mil pesos mensuales, más lo dividendos que generara en la bolsa”.

Comentá la nota