Los metrodelegados ratificaron que no trabajarán en las nuevas estaciones

Los metrodelegados ratificaron que no trabajarán en las nuevas estaciones
Aseguraron que "en la medida en que no cambie la seguridad", el subte B no avanzará a las paradas que hoy inauguró
"En la medida en que no cambie la seguridad, no vamos a trabajar", aseguró en diálogo con LA NACION el secretario de prensa de los metrodelegados, Enrique Rositto. El jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, inauguró hoy las nuevas estaciones de la línea B Echeverría y Juan Manuel de Rosas. El corte de cinta fue sólo formal porque por una medida gremial las formaciones no avanzaron a las nuevas paradas. El funcionario porteño criticó la posición de los metrodelegados y los acusó de hacer "política a costa de la gente".

Rositto insistió, como dijo ayer , que "el sistema tierra- tren no funciona porque no existe", y explicó que "no se instaló la antena". Afirmó que la empresa compró "73 celulares" para suplir el sistema de comunicaciones. El metrodelegado afirmó que sin el sistema tierra-tren, el conductor no podría advertirle a la base, por ejemplo, el corte de corriente de un riel en caso de evacuación.

"No puede manejarse con estos estándares de seguridad", agregó. Y lanzó: "Si esperaron cuatro años, pueden esperar cuatro años y 20 días". En cuanto a los dichos de Macri sobre la politización de la medida, Rositto argumentó: "Ellos tienen una concepción de que los únicos que hacen política son los patrones". Entre los metrodelegados, Néstor Segovia milita en el partido "Miles", de Luis D'Elía, y Claudio Dellecarbonara, también delegado, es candidato a senador por el Frente de Izquierda. "No le tememos miedo a la palabra a política pero no estamos haciendo electoralismo", explicó Rositto.

También dijo que aunque ya se comiencen a instalar las medidas de seguridad que ellos exigen , eso "tomará un tiempo". Por lo tanto, al menos por este fin de semana, la línea B seguirá funcionando hasta Los Incas, y no llegará hasta las dos nuevas estaciones..

Comentá la nota