Micheli cortó accesos y cerró con un magro acto en Plaza de Mayo

Micheli cortó accesos y cerró con un magro acto en Plaza de Mayo
Con cortes y protestas en varios puntos del país y una movilización a Plaza de Mayo se desarrolló la jornada de paro de la CTA opositora, que conduce Pablo Micheli, quien le pidió al Gobierno nacional que deje de "tapar el sol con la mano con respecto a la inflación".
El tránsito en el microcentro y en numerosas rutas del país permaneció cortado durante varias horas a causa del paro y la movilización convocada por la central obrera, a la que finalmente no adhirió la CGT liderada por Hugo Moyano, aunque sí participó su gremio, el sindicato de camioneros.

Micheli lanzó duras críticas al Gobierno nacional y cuestionó que en el festejo oficial del 25 de Mayo del sábado pasado, "en esta misma plaza", haya aparecido detrás de la presidente Cristina de Kirchner, el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, fustigado por las agrupaciones participantes debido a la represión y las muertes de miembros de la comunidad toba de esa provincia.

"Nosotros somos menos, sí, pero somos más dignos y acá no hay lugar para esa gente", aseveró Micheli, y señaló que "de Jujuy a Tierra del Fuego hoy los trabajadores dieron una muestra de unidad".

El líder de la CTA agradeció la presencia del sindicato de camioneros, aunque se permitió cuestionar a Moyano, al decir que la CTA "no va a especular con que este sea un año electoral para salir a la calle y luchar" y aseveró: "el peor paro es el que no se hace".

Justificó la realización de la huelga y la protesta y apuntó que "el gobierno no ha dado una sola respuesta favorable" a los planteos que efectuaron los gremios durante la movilización del 20 de noviembre pasado.

Micheli reconoció el magro caudal de militantes en el acto y aseguró: "No hay que desesperarse porque hoy somos un poco menos que el otro día" (en referencia al multitudinario acto del 25 de Mayo).

Las consignas de la jornada de protesta de la CTA fueron "paritarias sin techo, el 82 por ciento móvil para los jubilados y un sueldo básico de 5 mil pesos".

El consejo directivo de la CGT de Moyano decidió que esa central obrera no participaría de la medida de fuerza de hoy por considerar que no es el momento más adecuado para ello y Micheli, aunque cuestionó esa decisión, afirmó que "no está rota" la unidad en la acción entre ambas centrales.

La CTA anunció que se realizaron 100 cortes de rutas en distintos puntos del país y movilizaciones de protesta frente a las sedes de las carteras laborales provinciales.

Las protestas se desarrollaron en la avenida General Paz y Constituyentes, en el puente Pueyrredón, en el cruce de las rutas Panamericana y 202, y en la autopista Ricchieri.

En la mayoría de esos puntos, fuerzas de seguridad federales realizaron operativos preventivos de seguridad para mantener abiertos carriles por los que circulan vehículos.

En Plaza de Mayo se vieron banderas de trabajadores de distintas reparticiones públicas, así como del sector privado, y de partidos políticos como el MST y el PO y agrupaciones sociales como Barrios de Pie y la CCC.

Los oradores pidieron la derogación de la ley antiterrorista y del impuesto a las Ganancias, por considerar que "el salario no es ganancia".

Todos, además, aludieron al lema oficial "Década ganada", impulsado por el gobierno nacional para festejar los diez años de permanencia del kirchnerismo en el poder: dijeron que, en realidad, se trata de una "década desperdiciada", una "década perdida" y una "década ganada por ellos y para sus amigos".

También recordaron que el paro se efectuaba en el 44º aniversario del Cordobazo y destacaron las figuras de los sindicalistas Atilio López, René Salamanca y Agustín Tosco.

El acto de cierre de la jornada de protesta se efectuó en el centro de Plaza de Mayo, desde las calles De Defensa-Reconquista, entre Hipólito Yrigoyen y Rivadavia, hasta Bolívar-San Martín.

Comentá la nota