Micheli defendió el reclamo de las cacerolas y las fuerzas de seguridad

Ante unas diez mil personas, el titular de la CTA opositora, Pablo Micheli, reiteró hoy los reclamos sobre el impuesto a las Ganancias y las asignaciones familiares, y defendió la protesta de los caceroleros y de los efectivos de la Gendarmería Nacional y Prefectura Naval.
Desde el escenario ubicado en el centro de la Plaza, y ante unas diez mil personas, el titular de la CTA opositora también anunció una movilización al Congreso nacional contra la ley de ART, y advirtió que junto con la central obrera que conduce Hugo Moyano realizarán un “paro nacional” antes de fin de año.

"No va a terminar este año sin que hagamos ese paro nacional, sin que se mueva una sola pluma", sentenció Micheli.

Además, manifestó estar "orgulloso" por haber logrado la "unidad" entre su espacio y la CGT de Hugo Moyano, y señaló que "esta fuerza junta" es "invencible".

En representación de Moyano, quien estuvo ausente, habló el adjunto Juan Carlos Schmid, quien resaltó que “sectores tan heterogéneos han confluido en una movilización porque el Gobierno está cometiendo errores”.

“Nosotros no somos la oposición. No venimos a cumplir la función de los partidos políticos. Venimos a señalar las grietas de este Gobierno”, sentenció el secretario general del gremio de Dragado y Balizamiento, quien remarcó: “No somos conspiradores, ni chantajistas”.

El Sindicato de Camioneros ingresó cerca de las 14 por Diagonal Sur, siendo una de las columnas más numerosas junto a su conductor Pablo Moyano, que fue acompañado por el secretario general de Judiciales, Julio Piumato, y el titular de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Jorge Pérez Tamayo.

Otro de los oradores destacados fue el titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, quien reclamó “otro modelo y justicia social”, así como “reformas agraria e impositivas” para los pequeños y medianos productores agropecuarios.

Durante la movilización, junto al Sindicato de Camioneros y otros gremios afines a la CGT Azopardo, la Federación Agraria y organizaciones sociales, la CTA que conduce Micheli concluyó una jornada de protesta nacional que tuvo el apoyo de diversos sectores sociales y políticos.

Entre las columnas más numerosas se destacó la presencia, además de la CTA disidente, del Polo Obrero, ATE, el Frente de Izquierda, la Organización de Trabajadores Radicales, UATRE (el gremio del Momo Venegas), y el Sindicato de Policías Bonaerenses.

La jornada de protesta comenzó a media mañana con cortes en distintos puntos de ingreso a la ciudad de Buenos Aires, entre ellos, los puentes Pueyrredón, La Noria y Saavedra; en el Acceso Oeste (Av. Gaona y Vergara); en la Rotonda Cruce Varela; y en el Puente 12 y Richieri.

Asimismo, hubo una marcha con corte en la Rotonda de San Justo, lo que provocó un caos de tránsito.

También hubo cortes en ruta 8 y 202 (Gral. Pacheco); General Paz y Avenida de los Constituyentes; Bajada Autopista Buenos Aires-La Plata; ruta 6 y 9, y Rotonda Campana.

Comentá la nota