Micheli lanzó un paro nacional con Moyano para antes de fin de año

Micheli lanzó un paro nacional con Moyano para antes de fin de año
En el marco de una masiva movilización, el titular de la CTA opositora aseguró que el camionero le dijo que no quería terminar el año "sin que hagamos un paro nacional". Habló después de la FAA y la CGT y adelantó que el 24 de octubre protestarán en el Congreso contra la nueva ley de ART.

El pasado 27 de junio, Pablo Micheli dijo a La Política Online que si Hugo Moyano lo hubiera convocado a la marcha de la CGT a Plaza de Mayo, él habría aportado 30 mil personas más a la movilización que el camionero encabezó ese día.

Micheli tenía algo de razón: la marcha que organizó hoy en conjunto con el líder de la CGT superó la convocatoria de junio. No sólo se sumaron gremios numerosos enrolados en la CTA como ATE y las columnas del MST, sino que esta vez también participó la Federación Agraria de Eduardo Buzzi.

Por lo que la masiva movilización juntó a al campo con Moyano, dos de los mayores enemigos del Gobierno de Cristina Kirchner.

Sin la presencia del líder de la CGT, que había anticipado su ausencia, los camioneros generaron un caos en el tránsito porteño y marcharon hacia la Plaza desde Diagonal Sur. Con proclamas como “No a la dictadura, sí al peronismo” y “No discriminen el sueldo del trabajador", entre los militantes de Moyano corrieron el choripán, la Coca, la cerveza, y las botellas recortadas con Fernet.

Entre otros, los camioneros estuvieron acompañados por los gremios Sutpa, Cicop, Dragado y Balizamiento, judiciales, taxistas y los trabajadores de los organismos previsionales.

Las columnas de la CTA coparon la Avenida de Mayo, mientras que la izquierda provino de Diagonal Norte y los ferroviarios del Sarmiento, encabezados por Rubén “Pollo” Sobrero, marcharon por la calle Hipólito Yrigoyen.

El escenario se montó en la mitad de la plaza y entre la multiplicidad de banderas, Micheli, que fue el último orador, calculó que unas 50 mil personas se habían acercado a la Plaza. El locutor del acto fue un poco más optimista y señaló que había 80 mil manifestantes.

Paro nacional

Lo cierto es que con la Plaza colmada, Micheli dijo que había hablado con Moyano esta mañana por teléfono y que el líder de la CGT había sido claro: “No va a terminar este año sin que hagamos ese paro nacional”, le aseguró el camionero.

El titular de la CTA opositora se esforzó por aclarar que la presencia sindicalista en la calle se seguirá sintiendo en los próximos meses. “Vamos a ir el 24 de octubre, el día que se trate la ley de ART y vamos a rodear ese Congreso para impedir que voten esa ley de mierda”, gritó ante el ruido de bombos y redoblantes.

data imagen

Una postal de la movilización en Plaza de Mayo

Ampliar imagen »

“Me siento orgulloso de haber empujado esta unidad, esta fuerza junta es invencible”, dijo Micheli, que reservó un capítulo para la CGT oficialista del metalúrgico Antonio Caló: “Quienes dicen ser los verdaderos representantes de los trabajadores, tanto le chuparon las medias al gobierno que yo me dije "algo van a conseguir"; pero no, son alcahuetes gratis, no consiguieron nada”, aseguró.

“Dicen que hay 5 centrales obreras en el país, pero sólo hay dos: la CGT y la CTA, el resto son alcahuetes, hay una sola CGT y una sola CTA”, enfatizó Micheli y los camioneros comenzaron a cantar que a "A todos los traidores los vamos a matar".

“¿Ahora qué va a decir Cristina? ¿Nos va a decir destituyentes por reclamar los derechos de los trabajadores? Vamos a seguir en la calle todas las veces que sea necesario”, advirtió el titular de la CTA segundos antes de dar por finalizado el acto.

Antes que Micheli había hablado Eduardo Buzzi, el titular de la Federación Agraria. “Es una gran alegría para los chacareros volver a estar en esta Plaza, espalda con espalda con el movimiento obrero. Acá está el campo argentino. Queremos ser parte de un proceso que recupere las instituciones de la república”, remarcó el dirigente del campo.

Luego de Buzzi habló el vocero de la CGT de Moyano, Juan Carlos Schmidt, del gremio de dragado y balizamiento. “En nombre de la CGT vamos a seguir llevando adelante un programa de acción que tenga que ver con la democracia", señaló Schmidt, que pese a aclarar que “no somos la oposición”, afirmó que "no tenemos que quedarnos en la protesta social, tenemos que construir una alternativa".

Al lado de Schmidt estaba Fernando “Pino” Solanas, con quien había encabezado una conferencia de prensa ayer en la Legislatura para cruzar al gobierno por el Polo Audiovisual en la Isla Demarchi. También estaba el diputado Claudio Lozano, del FAP, que ya se había mostrado atrás con Pino, acaso abriendo la posibilidad de un acercamiento entre el cineasta y Hermes Binner.

Coment� la nota