Micheli, de la CTA: "El modelo kirchnerista es injusto"

La CTA de Pablo Micheli promueve un paro nacional. El gremialista vino a un plenario de gremios en Santa Rosa. Consideró "un salto cualitativo" la resolución del conflicto de los estatales en La Pampa: "Si no se juntaban todos los sindicatos, acá había ajuste muy fuerte".
El secretario general de la Central de Trabajadores Argentinos opositora al gobierno nacional, Pablo Micheli, sostuvo hoy que “el modelo kirchnerista es injusto” porque “no distribuye la riqueza” y dijo que el tope a las negociaciones salariales que se pretende imponer “es un ajuste que vamos a intentar romper”.

El sindicalista nacional de la Asociación Trabajadores del Estado participó esta mañana de un plenario de gremios locales en la sede de Luz y Fuerza La Pampa. Elogió la "unidad" de los gremios en el conflicto que se cerró con el gobierno provincial cediendo un 20% de aumento en el primer semestre del año.

Micheli recorre el país para convocar al paro nacional lanzado por la central para el 8 de junio, con movilización a Plazo de Mayo y cortes de ruta en distintos puntos del país. Es por paritarias sin techo, salario mínimo de 5 mil pesos y eliminación del Impuesto a Ganancias, entre otros puntos.

“La presidenta quiere que ‘pongamos el hombro’. Me pareció una falta de respeto, están en el marco de una campaña que inició hace un tiempo largo. Se la quiere enmarcar en una pelea contra (Hugo) Moyano, pero es un ataque a todos los que luchamos”, dijo sobre las últimas declaraciones de la presidenta Cristina Fernández, pidiendo que los gremios no hagan huelgas.

“Esto de hacer tabla rasa es lo mismo que si yo dijera que ella es igual que (Carlos) Menem. Sería injusto de mi parte. Es lo mismo que decir que somos igual que el ferroviario Pedraza. Hay diferencias importantes. Los dirigentes de la CTA podemos mostar como vivimos, ninguno es millonario. Nos parece inmoral que lo diga desde su lugar, tiene 70 millones de pesos y varios hoteles en Calafate. ¿Con qué moral dice que nos enriquecemos? Se referirá a sus amigos, no nos damos por aludidos. Nos sentimos agraviados”, le diijo a El Diario.

“Negar la huelga como un elemento fundamental, es desconocer un derecho y no es la primera vez que lo hace, cómo cuando dijo que Perón no lo respetaba. Mintió con eso”, dijo. “Es un derecho constitucional y no estamos dispuestos a renunciar. Esto lo hace para contener la protesta social,que haya miedo y que los sindicalistas terminen callados la boca y aceptando el ajuste que esta en marcha en el país y no pueden ocultar más”, añadió.

-¿El tope mantiene el reparto o es un retroceso para los trabajadores? -le consultó El Diario.

-Es un retroceso. La inflación del año pasado fue de un 25% como mínimo. Y la pauta salaria les inferior. Trabajo no homologa convenios superiores al 21. Esto hace que perdamos poder adquisitivo. Denunciamos que había un ajuste en ciernes, acá está la demostración concreta.

-¿Cuál es la relación con Moyano?

-Telefónica. Recién nos vamos a ver el miércoles en Junín en un encuentro de la legislatura al que nos invitaron. Cruzaremos alguna palabra. Volveré a insistir con el paro del 8. No sé que hará, está muy imbuido en la interna de la CGT. A lo mejor hasta que se concrete eso no avanzará en acciones en la calle. Es una relación ni buena ni mala. Como siempre.

-¿Con la conflictividad en aumento se romperá la pauta que fijó el gobierno nacional?

-Vamos a intentar romper esa pauta. Tiene problemas para sostenerla el gobierno. A su candidato a la CGT, (Antonio) Caló, de la UOM, se le escapó la liebre: le hizo un paro nacional. No quería, pero las bases se le sublevaron y lo mandaron al paro nacional. Como ocurrió con los maestros, la CTERA no tuvo más remedio que hacer un paro nacional. Por eso la presidenta se mandó ese discurso diciendo que eran todos vagos. Bueno, ahora le agarró el ataque por este paro. Tiene estas salidas que demuestran que está en crisis la señora presidenta. Decir las barbaridades que dijo el otro día no es común. Aparte dijo cosas groseras, como negar el papel histórico de los trabajadores y el pueblo en las transformaciones. Dijo que todo es gracias al modelo macroeconómico que inventó Néstor Kirchner, o sea que el pueblo está pintado. Estamos todos cruzados de brazos mirando como una persona nos resuelve los problemas. No creo que sea así, nunca fue así. Y en La Pampa está la muestra, todos los sindicatos se juntaron para cambiar el rumbo y resolver el problema que había. Y no fue el gobierno por propia voluntad, sino se juntaban todos los sindicatos acá había ajuste muy fuerte. Negar la movilización popular y atribuir los logros a una persona es de un autoritarismo grave.

-¿Qué percepción tiene de la resolución del conflicto con los estatales en La Pampa?

-Es un salto cualitativo en la conciencia de los dirigentes fundamentalmente, porque la gente siempre tiende a unirse, el problema somos los dirigentes que siempre andamos con vueltas. La gente llevó a que hubiera una unidad por encima de las pertenencias. Y sumaron otras fuerzas y organizaciones, ese es el modelo a seguir. Para enfrentar el ajuste, en Europa, las centrales se juntan con todas las fuerzas sociales. Es la única manera de poder pararlo.

-¿Todo mal hizo el gobierno con respecto a los trabajadores?

-No, generó más empleo, que no es poco. Pero forma parte de un momento histórico particular, el país creció en los últimos diez años a una tasa asiática y eso permitió una recaudación récord. Lo que criticamos que el empleo que generó no es digno. Uno tiene trabajo pero no garantía de salir de la pobreza. De todas maneras, estamos mejor que en el 2001, pero no mejor que en el ‘97. En Derechos Humanos hay avances importante. Y saludamos la decisión de estatizar YPF.

En general, se queda a mitad de camino. La defensa de su modelo capitalista hace que las cosas queden a mitad de camino y no termine de concretarse una distribución justa de la riqueza.

-¿Hay una alternativa real más progresista al kirchnerismo?

-Creo que sí. No se si personas o partido. Si les preguntás, los del FAP te van a decir que sí. Pero sí hay propuestas superadoras para mejorar la situación. El gobierno debería convocar a un Consejo Económico y Social para ver cómo salimos de la crisis mundial que afecta al capitalismo. Las provincias ya comenzaron a pagar salarios desdoblados. Y estatizó YPF porque este año en el presupuesto hay 10 mi millones de dólares para importar combustibles y se le fue ahí todo el superavit del año.

No es viable un país si no tiene los hidrocarburos en manos del estado. Lo venimos diciendo de hace años. Bueno, ahora lo hicieron. Los frutos se van a ver dentro de dos o tres años. Mientras tanto vamos a tener déficit. Ahora ¿lo pagan los trabajadores? Que lo paguen los que más ganan. Ganancias se ha transformado en el impuesto a los pobres. Pagamos más los que menos tenemos.

-¿Hay una diferencia de fondo o una cuestión de tiempos, se pretende que el gobierno avance más rápido?

-Hay una diferencia de fondo. No estamos de acuerdo con el capitalismo. Y ella ha planteado que su sociedad es el capitalismo serio. Y nosotros creemos que lo único que depara es muerte, tragedia, ajuste, nada bueno ha construido. No sabemos cual es la sociedad, pero el capitalismo no lo es.

El modelo kirchnerista es injusto, no distribuye la riqueza. Quedan millones de pobres en nuestro país. El 76% de los jubilados cobra la mínima, 1.500 pesos, y un diputado cobra 40 mil pesos. ¿Cuál es el criterio para que esto sea así?

No hay una mesa para discuitr estas cosas, que paguen el impuesto los que más ganan, que se le cobre al capital financiero. Hay un montón de cosas que no tienen que ver si sos de izquierda o de derecha, hay propuestas superadoras de un modelo que se cierra en sí mismo, que es el de ellos. ¿Con quién discuten ellos? Entre ellos, son tres o cuatro. Estuvo monseñor (Jorge) Lozano en la CTA y plantea que la Iglesia tampoco es escuchada. No te dan ni cinco. Planteas una cosa de estas y sos el enemigo, pasás a ser parte de la vereda de enfrente. Este es el estilo de la presidenta. Estás con ella o estás enfrente.

Comentá la nota