La CTA de Micheli se movilizó y amenazó con un paro de 36 horas

La CTA de Micheli se movilizó y amenazó con un paro de 36 horas
Reclamaron un sueldo mínimo de nueve mil pesos para los empleados públicos de todo el país, el 82 por ciento móvil para los jubilados y el aumento del mínimo no imponible de Ganancias.
La CTA de Pablo Micheli realizó este jueves una protesta desde la Plaza de Mayo hasta el Congreso para reclamar un sueldo mínimo de nueve mil pesos para los empleados públicos de todo el país y rechazar aspectos de la política socioeconómica oficial.

La movilización se realizó como parte de la jornada nacional de protesta que hizo la CTA opositora para expresar su "repudio" a la política socioeconómica del Gobierno.

La protesta se encuadra en el plan de acción de la CTA que podría continuar con "un paro nacional de 36 horas", aunque ello todavía no está confirmado.

Además entre las demandas de la CTA opositora figuran el 82 por ciento móvil para los jubilados y el aumento del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias".

Ese sector se movilizó a escasos días de la marcha que planean realizar la CGT de Hugo Moyano y el sector de Luis Barrionuevo, que será el miércoles próximo.

Micheli justificó la protesta porque "lamentablemente no nos dejan otro camino, no se puede seguir esperando que resuelvan temas como el impuesto a la ganancias" para los trabajadores asalariados, agregó, en referencia a un posible paro de 36 horas.

De la movilización participaron los empleados públicos bonaerenses enrolados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y otros sectores gremiales y sociales opositores.

El titular de ATE, Oscar de Isasi, dijo que después del paro "seguimos la pelea en la calle contra el ajuste en la provincia Buenos Aires" y recordó que la protesta nacional "es para reclamar que el gobierno no instrumente la ley antipiquetes".

Comentá la nota