Mientras busca reemplazo para Caló, el antimoyanismo pide respuestas a CFK

El metalúrgico participó de la reunión de los gremios opositores a Moyano, pero no recibió un apoyo explícito. Avanza la estrategia de un candidato alternativo
ELIZABETH PEGER Buenos Aires

La demora del Gobierno en ofrecer respuestas a los reclamos por la suba de asignaciones familiares, el aumento del mínimo no imponible de Ganancias y el reparto de fondos a las obras sociales renovó la preocupación del frente de gremios antimoyanistas, que esperaba contar con anuncios concretos antes de fin de agosto para apuntalar el proceso de elección de autoridades de su CGT. Hasta ahora el sector solo pudo contabilizar como un primer gesto favorable la convocatoria, aún no oficializada, al Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil para la próxima semana, pero debió soportar las postergaciones de los encuentros con la superintendenta de Salud, Liliana Korenfeld, y el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, en los que esperaban definiciones por obras sociales y Ganancias.

La situación fue analizada ayer en el marco de una reunión que los miembros de la denominada “mesa chica” de la central antimoyanista mantuvieron en la sede de la Uocra, encuentro al que asistió el líder de la UOM, Antonio Caló, cuya candidatura para conducir el sector quedó prácticamente descartada. “Estamos esperando respuestas a los reclamos que acercamos al Gobierno y que hoy constituyen nuestra prioridad antes que hablar de candidaturas”, afirmó anoche a este diario uno de los dirigentes que participó de la reunión en la sede del gremio de la construcción.

Otro gremialista, en tanto, admitió la inquietud del sector por la demora de la Casa Rosada para resolver los planteos, aunque se mostró expectante sobre la posibilidad de que se concrete algún anuncio antes de la reunión del comité central confederal que el sector convocó para el 5 de septiembre, como paso previo al congreso de elección de su conducción. Incluso, el dirigente deslizó que la polémica desatada en el sector por las idas y vueltas de Caló podría haber llevado al Gobierno a poner en suspenso cualquier respuesta hasta que se aclare el panorama dentro del propio antimoyanismo.

En parte esa polémica comenzó a zanjarse ayer, con el reconocimiento implícito del sector de que la candidatura del metalúrgico no da para más. Una señal concreta en ese sentido fue la falta de un pronunciamiento de apoyo de los gremios enfrentados a Hugo Moyano hacia la figura del jefe de la UOM. “La discusión de candidaturas está congelada hasta después del confederal”, remarcó un referente del sector “independiente”, quien reconoció que la apuesta por Caló “está desgastada”. Otro dirigente fue más allá y confirmó la intención del sector de avanzar con un candidato alternativo al metalúrgico. Los nombres de Ricardo Pignanelli (Smata); Horacio Ghilini (Sadop); Gerardo Martínez (Uocra); Omar Maturano (La Fraternidad) y Héctor Daer (Sanidad) suenan como los potenciales postulantes.

Durante el encuentro de ayer, el propio Caló intentó justificar sus marchas y contramarchas de las últimas semanas. “Digo lo que pienso”, resumió ante sus pares. Las explicaciones estuvieron lejos de conformar al resto de la dirigencia, que evitó hasta públicamente renovar su apoyo al metalúrgico.

“No hubo ni fortalecimiento ni debilitamiento (de la postulación de Caló), no hablamos de candidaturas”, afirmó Daer al término del encuentro. El sector se volverá a reunir mañana en Smata en el marco de un plenario de secretarios generales.

Comentá la nota