Miles de bancarios en el Luna Park en la asunción de la conducción

Una multitud de bancarios asistió al Luna Park al acto de asunción del nuevo Secretariado General Nacional de la Asociación Bancaria (AB), que lidera Sergio Palazzo, ocasión en la cual el dirigente historió las luchas de la organización, reseñó las nuevas conquistas y le deseó "una total recuperación" a la presidenta Cristina Kirchner.

Unos diez mil bancarios asistieron en la noche del miércoles al acto de asunción de la nueva conducción, encabezada por Palazzo y el adjunto Sergio Castillo y que también integra, entre otros, Eduardo Berrozpe.

Palazzo le deseó "una pronta y feliz recuperación" a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner; reivindicó la recuperación del uno por ciento del aporte patronal sobre la masa salarial total destinado al financiamiento de la obra social gremial (OSBA) y convocó a la "unidad" del movimiento obrero.

En su discurso en un Luna Park totalmente colmado, Palazzo puntualizó que "no hay que caer en el divisionismo estéril", convocó a la unidad de todos los bancarios y del movimiento sindical y sostuvo que es preciso realizar "una autocrítica como gremialistas para alcanzar la verdadera unidad" trabajadora.

"Somos egoístas y sectarios y, precisamente eso, es lo que hay que analizar. Porque ello provocó la desunión. No hay que despolitizar a la CGT sino despartidizarla, que es distinto", dijo Palazzo, quien también subrayó que "no hay que construir una CGT oficialista ni antioficialista sino para los trabajadores".

Palazzo añadió que hubo quienes procuraron la intervención de la Bancaria, "lo que hubiese impedido todas las conquistas obtenidas", y puntualizó que "no hay que ser egoístas sino mirar al conjunto", a la vez que indicó que "este gremio poderoso debe utilizar ese poder con responsabilidad, al igual que todas las organizaciones, y no tirar de la cuerda más de lo que da".

"Hay que utilizar el poder con responsabilidad política. Primero están siempre los trabajadores. Por ello, la Bancaria critica al gobierno cuando se equivoca, con responsabilidad, pero lo elogia y lo respalda en todos sus aciertos", dijo Palazzo en su discurso.

La Bancaria, que se retiró hace algunos meses del consejo directivo de la CGT Azopardo precisamente por desavenencias con Hugo Moyano respecto de "la partidización de la CGT", continuará luchando en Tucumán hasta que "la Caja Popular de Ahorros reincorpore a los 36 despedidos sin causa", aseguró Palazzo.

El dirigente nacional, quien fue titular de la seccional Mendoza del gremio y trabajador de ese banco provincial, sostuvo que siempre hay que "desconfiar" de aquellos que "no expresan emociones y de quienes no tienen convicciones ideológicas".

Palazzo, de origen radical, convocó a la unidad de todas las expresiones gremiales y políticas del gremio y señaló que "la esperanza mantiene a los hombres despiertos", a la vez que reseñó que el 31 de julio último la Lista Celeste y Blanca que conduce se impuso en todo el país por más del 87 por ciento de los votos.

"Existe el compromiso de no defraudar a los trabajadores. Acabó la angustia, la tristeza y la posibilidad de intervención del gremio. La Bancaria cambió para bien. Maduró y emergió de una oscura noche. Antes aparecía más en las páginas policiales que en las gremiales. Eso se terminó para siempre", aseveró Palazzo.

El dirigente añadió que "es preciso un cambio en la mentalidad dirigencial"; indicó que "el adversario no es un enemigo y debe ser comprendido" y subrayó que se impone recuperar los derechos.

"No puede regresar la década opresora, privatizadora y flexibilizadora de los `90. La bancaria es hoy la tercera actividad mejor paga del país. Se logró más días de licencia por maternidad y paternidad y la vigencia de los Comités de Salud en todos los bancos. Hay que analizar la actualización del convenio colectivo de trabajo 18/75, que data de 1975", señaló.

Palazzo agregó que el gremio afilió 23.000 nuevos trabajadores; afirmó que es preciso recomponer aún más el haber jubilatorio y eliminar de forma definitiva el impuesto a las ganancias y producir sin más demoras las reformas tributaria y financiera.

Al acto asistieron, entre otros, los diputados nacionales Héctor Recalde y Eduardo "Wado" de Pedro; el dirigente socialista Hermes Binner; el exdiputado nacional radical Marcelo Stubrin; el sindicalista de la Sanidad Héctor Daer, legisladores e intendentes.

Palazzo abogó por la defensa de la política de derechos humanos en los gremios y por el ingreso a los bancos de personal con capacidades diferenciadas, en tanto condenó la discriminación, el maltrato y el acoso que en la actividad sufren las mujeres.

También condenó las tercerizaciones en la actividad bancaria y a "la Patria contratista y privatizadora" y reivindicó como bancarios a los 1.200 trabajadores de "Nación Servicios".

De forma previa, habló ante los miles de bancarios el secretario adjunto Castillo, quien también le deseó "una pronta recuperación" a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Antes y después de los discursos y, envueltos en banderas, papelitos y un escenario multicolor, actuaron "Choque Urbano" y "Vicentico", mientras se proyectaba un video institucional.

Comentá la nota