Miles de docentes marcharon en Tucumán

Miles de docentes marcharon en Tucumán
Más de tres mil personas marcharon ayer. El lugar elegido fue Plaza Independencia, SADOP, UDT y docentes disidentes de AMET y ATEP se manifestaron. Hicieron notar el descontento con el acuerdo salarial que el Frente Gremial firmó la semana pasada y repudiaron los dichos de la presidenta.
El paro nacional docente tuvo una amplia convocatoria en Tucumán, más de tres mil personas marcharon ayer en Plaza Independencia. La indignación por la afirmación que hizo la presidenta el jueves en la apertura de sesiones del Congreso cuando sostuvo que los docentes cumplen cuatro horas de servicio y tienen tres meses de vacaciones fue total. Los dichos ocurrieron días después de que las negociaciones en paritarias estaban al rojo vivo, debido a que el gobierno nacional ofreció 2800 pesos de piso contra los 3000 que pedían los gremios. A pesar de que no hubo acuerdo, el ministro de Educación, Alberto Sileoni, anunció el inicio del ciclo lectivo y los gremios un paro nacional.

En Tucumán el Frente Gremial Docente, compuesto por AMET, AMET, ATEP, firmó un acta acuerdo con el gobierno en el que el mínimo a partir de septiembre será de 3100 pesos cosa con la que UDT y SADOP, quines no participaron de la negociación, no están de acuerdo. Sostienen que solo se trata de un aumento del 11 por ciento en bolsillo.

Además los universitarios de la CONADUH, ADIUNT en Tucumán, se plegaron a la medida o sea que en la UNT también hubo paro.

Con este panorama se esperaba una gran columna de gente movilizada cosa que efectivamente se concretó. Eran más de tres mil personas con bombas y pancartas.

“Le perdimos el miedo al apriete y persecución”, dijo por altavoz el secretario general de UDT Carlos Arnedo, respecto a los dichos de la ministra de Educación Silvia Rojkés de Temkin: “día no trabajado, día no pagado”. El dirigente gremial se preguntó “¿porqué a diputados y senadores le otorgaron el cien por cien de aumento y a nosotros nada?”.

El momento más emotivo fue cuando un niño de trece años, agarró el micrófono y expresó con su sutil y tierna voz: “lo que dijo la presidenta me dolió en el alma, mi mamá y mis maestras trabajan con todo el corazón, si ella hubiera tenido maestras así sabría respetar”.

La secretaria general del SADOP, Teresa Ramayo opinó que “el discurso de la presidenta es similar al de los ‘90” y agregó “¿no entiende que el educador es de carne y hueso?”.

Respecto a la ministra dijo: “primer paro nacional en ocho años y sale a amenazar con descuentos” y finalizó “si el aumento que firmó el Frente Gremial es tan bueno debería haberlo anunciado en la plaza y no entre cuatro paredes”.

Comentá la nota