Miles de estatales cobran por debajo del salario mínimo

El sueldo promedio de los municipales de ATE es de $ 1170, y de los provinciales, de $ 2850; reclaman una paritaria nacional como la de docentes

El sueldo promedio de los empleados estatales de provincias y municipios de todo el país no supera el salario mínimo, vital y móvil, que actualmente es de $ 2875. El dato surge a partir de las estadísticas que administra la Administración de Trabajadores del Estado (ATE), que cuenta con 246.098 afiliados distribuidos en 21 provincias.

Unos 57.532 afiliados de ATE desempeñan tareas en 800 de los 2112 municipios del país a cambio de un salario promedio de $ 1170 por mes. Hay 128.322 trabajadores en dependencias provinciales que perciben un sueldo medio de $ 2850 por mes. Y no es mucho mejor la situación de los 31.714 afiliados que cumplen funciones en el Estado nacional; ellos reciben $ 6000 mensuales.

Esta situación no es una urgencia que afecta sólo a los afiliados de ATE, que es el gremio estatal con mayor presencia en el territorio nacional. Ayer, por ejemplo, el conflicto salarial alcanzó cimas de tensión en Tierra del Fuego y Buenos Aires, con paros y protestas. Por eso, toma cada vez más fuerza un reclamo en conjunto de todos los sindicatos estatales del país. Exigen, aunque por ahora de manera aislada, la apertura de una paritaria nacional que funcione con la misma lógica que la de los docentes. La negociación de los maestros suele guiarse con los parámetros del salario mínimo, vital y móvil.

El acuerdo del salario mínimo es obligatorio cuando el Estado nacional actúa como empleador y el cálculo abarca jornadas de ocho horas diarias. Si bien no comprende a las provincias y a los municipios, funciona como referencia implícita para establecer por debajo de qué monto nadie debería trabajar.

Como parte de la misma disputa gremial, la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerense activó la semana pasada una protesta en las narices de la Legislatura, en La Plata, para reclamar el tratamiento de un proyecto de paritarias para el sector. Rubén "Cholo" García, el referente de la federación, advirtió que se manifestarán cada vez que se convoque a sesionar y hasta que se apruebe un proyecto de ley que habilite la negociación salarial.

"En Buenos Aires el 68 por ciento de los empleados municipales está en condiciones precarias, sin estar en planta permanente y con sueldos básicos de 736 pesos", precisó García, que además lidera la Confederación de Trabajadores Municipales de la Argentina, que reúne a más de medio millón de afiliados.

La estrategia de unir en una misma lucha a todos los gremios municipales es hasta ahora un proyecto que no dio sus primeros pasos. Julio Fuentes, líder de ATE a nivel nacional, es uno de sus impulsores. "Creo en la pluralidad sindical. Muchas veces son los mismos problemas. Ya dimos un paso al unirnos con los gremios de la CGT", dijo Fuentes a LA NACION. ATE es una fuerza sindical con ribetes curiosos: su cúpula nacional es crítica del kirchnerismo y en los 21 distritos donde plantó bandera conviven con cierta armonía oficialistas y opositores. "El 50 por ciento de los municipales cobra por debajo de los 2875 pesos del salario mínimo. Es así, seguro, de Córdoba hacia el Norte. Puede haber excepciones en las capitales", señaló Alejandro Amor, de la Confederación de Obreros y Empleados Municipales de la Argentina. Amor, además, es legislador porteño por el Frente para la Victoria.

Un estudio del Centro de Investigación y Formación (Cifra-CTA) sobre el salario mínimo, realizado en 2012 por Ana Laura Fernández, consideró que las personas "que no son alcanzadas por esta norma [la del salario mínimo] son los asalariados no registrados o en negro y los trabajadores independientes".

Otra disputa de los gremios vinculados al Estado es lograr la estabilidad de la fuente laboral de sus representados. Las contrataciones temporales son una práctica habitual en la administración pública. En el Ministerio de Trabajo, por ejemplo, hasta 2012 se desempeñaban 4045 empleados, de los cuales 2703 (un 66%) era personal de tareas "transitorias y estacionales", contratados bajo el artículo 9 de la denominada ley marco. Esta lucha une hasta los gremios más antagónicos, como es el caso de ATE y de UPCN, cuya cúpula está alineada con el kirchnerismo y es, desde hace tres años, el único sindicato que avala los aumentos que otorga el Poder Ejecutivo por decreto, sin paritaria de por medio.

Las cifras de la puja salarial

Los gremios estatales piden una paritaria nacional

$ 2875

Es el salario mínimo; lo establece el Consejo del Salario, integrado por el Estado, gremios y empresarios

538%

Creció el salario mínimo, vital y móvil entre 2004 y 2012. En agosto habría un nuevo aumento

75%

De los afiliados de ATE cobra un salario que está por debajo de los 2875 pesos del sueldo mínimo. ATE tiene 246.098 afiliados en 21 distritos del país

$ 6000

Es el sueldo promedio de los afiliados de ATE que están en el Estado Nacional

.

Comentá la nota