Los mineros se hicieron oír por las calles de Sierra Grande

Los mineros se hicieron oír por las calles de Sierra Grande

Los trabajadores en huelga fueron hasta el Concejo y la Intendencia en reclamo de apoyo político a su plan de lucha, que mantiene paralizada la planta de MCC.

Fue masiva la marcha que los mineros de la empresa china MCC Minera Sierra Grande realizaron ayer en las calles del pueblo para hacer oír en la comunidad el reclamo que ya lleva una semana, con un paro de actividades.

Se prevé para hoy a las 9 en Viedma un nuevo encuentro entre las partes, la MCC y la Asociación Obrera Minera Argentina, AOMA, que se verán las caras luego del encuentro de la semana pasada, en el que no arribaron a un acuerdo.

Los mineros reclaman un 22% de aumento homologado por el gremio de AOMA nacional, pero en el orden local la MCC ha manifestado que es imposible llegar a esa cifra. Los trabajadores se manifiestan unidos desde la semana pasada en un paro de actividades y un campamento que armaron en el sitio conocido como Móvil 5, distante unos 4 kilómetros de Sierra Grande, en un paso obligado hacia la empresa.

Ayer por la mañana, acompañados de otros sindicatos como las seccionales locales de la CTA, Unter, ATE, concejales del Frente para la Victoria y la legisladora del mismo partido Graciela Holtz, los trabajadores marcharon por las calles de Sierra Grande para manifestar su reclamo. A medida que pasaron los minutos se sumaron mas vecinos, familiares y exmineros a acompañar la extensa columna, El primer punto de manifestación fue el Concejo Municipal, donde Ariel Arcos, delegado de AOMA, reprochó “cierta ausencia de los que los representan en la localidad”.

Luego se manifestaron las puertas de la Secretaría de Trabajo de Río Negro, que tiene su sede en el barrio La Loma.

“Esto que está pasando no es culpa de los trabajadores, lo que pedimos son 1.900 pesos que decrece de acuerdo con las categorías”, señaló el gremialista.

Luego la manifestación se dirigió al municipio, al principio estaban esperando en el exterior que los reciba el Presidente del Concejo, Guillermo Di Napoli, por la ausencia del intendente Nelson Iribarren, pero como pasaron los minutos y el funcionario no bajaba del despacho del primer piso, los mineros ingresaron al edificio municipal, al que irrumpieron con bombos y cánticos contra los funcionarios.

Pasados unos minutos De Napoli se presentó junto a funcionarios municipales e intentó explicar que el gobierno municipal apoya la lucha de los trabajadores. “El intendente está en Viedma gestionando para destrabar el conflicto” expresó a los manifestantes y sus familias.

Quien tomó la palabra en la protesta que se hizo dentro del municipio fue el cura párroco Rafael García.

Una solución

Ayer el intendente Iribarren estuvo efectivamente en Viedma para buscar alguna punta a la solución del conflicto.

Ayer en contacto con este medio señaló que no descarta participar de las reuniones que hoy los mineros mantendrán en la capital provincial.

Mientras tanto la MCC está sin actividad porque la convocatoria al paro es masiva, al margen que la empresa para los que no apoyan la medida implementó un régimen especial de horarios .

“Esto que está pasando no es culpa de los trabajadores, lo que pedimos son 1.900 pesos que decrecen de acuerdo con las categorías”.Ariel Arcos es el delegado del sindicato que representa a los mineros.Los trabajadores están en conflicto con la empresa que tiene la mina de hierro, que se resiste a otorgar el 22% de aumento acordado a nivel nacional.

Coment� la nota