El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el conflicto metalúrgico

El Ministerio de Trabajo de la Nación prorrogó ayer el período hábil de conciliación obligatoria por otros cinco días en el conflicto que, por reclamos salariales, mantienen la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y las cámaras empresarias de la actividad, informaron fuentes gremiales.
La ampliación de la conciliación obligatoria regirá desde el jueves y, el ministro Carlos Tomada, convocó a sindicalistas y empresarios para las 16 del día de hoy a su despacho de la Avenida Leandro N. Alem al 600, confirmaron los voceros gremiales.

La cartera laboral adoptó la decisión en un nuevo intento de reapertura de las negociaciones entre las partes.

La norma 14.786 de conciliación, impuesta el 18 de abril último, expirará hoy y, luego de aprobar el gremio un plan de lucha con paros sorpresivos de 15 minutos por hora desde el 20 de mayo y una huelga nacional para el 31 de ese mes, Trabajo recurrió ayer al mecanismo ampliatorio hasta el 19 de mayo, indicó el sindicato.

El titular de la UOM nacional, Antonio Caló, informó ayer que la organización fue notificada esta tarde de "esta nueva disposición de Trabajo que, obviamente, será acatada".

El sindicalista también adelantó que "el ministro Carlos Tomada convocó al gremio y al sector empresario a una nueva audiencia, que se realizará a las 16 de mañana (jueves)" en Alem al 600.

Las negociaciones comenzaron en marzo último, unos días antes que venciera el anterior acuerdo, aunque fracasaron ante las reiteradas negativas de los empleadores a otorgar respuestas al reclamo sindical de un salario inicial de 3.500 pesos.

Luego de varios encuentros, "la mayor oferta patronal consistió en un 20 por ciento en tres cuotas: una del 7 por ciento retroactiva a abril, otro 7 en julio y un 6 en diciembre", explicó esta tarde el sindicalista Antonio Cattáneo.

Calificó la propuesta de "irrisoria, porque no le alcanza a ningún metalúrgico para mantener a su familia", y explicó que "el actual haber inicial apenas supera los 2.200 pesos".

La UOM se mantuvo firme en su reclamo de 3.500 pesos mensuales y convocó oportunamente a un paro nacional para el 20 de abril, que fue levantado por la imposición de la conciliación.

A 24 horas del vencimiento de ese instrumento, Trabajo lo amplió hasta el jueves de la semana próxima y, el propio Tomada, convocó a las partes mañana para intentar destrabar el conflicto.

Comentá la nota