El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria y hoy habrá vuelos

El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria y hoy habrá vuelos

Los empleados de la Administración Nacional de Aviación Civil pedían "garantías de continuidad" para 2 mil trabajadores.  

El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria tras los reclamos de los trabajadores de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC)agremiados en ATE, quienes ya habían convocado a un paro en todos los aeropuertos del país desde la medianoche de este martes. El Titular de ATE, Hugo Godoy, confirmó que la medida fue levantada.

Según los voceros sindicales, los empleados piden "la normalización de las funciones de los empleados". Además, sostienen que "desde que asumió este Gobierno estamos tratando de poder discutir con los funcionarios cómo se va a organizar la nueva empresa y cómo se va a garantizar la continuidad laboral de todos los trabajadores y esto lamentablemente no se ha resuelto". 

En la reunión no se decidió aún si atenderán los pedidos de los trabajadores, aunque se pactó una reunión que se realizaría la semana que viene. Godoy justificó el paro que se iba a realizar porque "gran parte de los trabajadores de la ANAC están precarizados" y que "a pesar de los compromisos de pasar a planta permanente a los trabajadores, no hay respuestas en ese plano".

"Estamos exigiendo al Gobierno que se arbitren estas medidas de normalización de la situación de los trabajadores y como no obtenemos respuestas favorables a partir de esta medianoche habrá paro en todos los aeropuertos del país por 24 horas", destacó.

Al ser consultado sobre si hay hoy espacios de negociación con los funcionarios del Gobierno, Godoy afirmó: "Espero que el Gobierno en el día de hoy reaccione y empiece a dar respuestas. Son más de 2.000 trabajadores que están el aire y con el riesgo de perder la estabilidad laboral".

"Para nosotros siempre hay tiempo y espacio para una negociación, nuestra voluntad es la de buscar soluciones, no problemas. El problema es que el Gobierno dilata las respuestas y lamentablemente llegamos a la situación de hoy. Esperamos que la postura del Gobierno no sea de intransigencia ni de sordera sino de escuchar los reclamos de los trabajadores", señaló.

Comentá la nota