El Ministerio de Trabajo falló contra la intervención del SUTEF Río Grande

El Ministerio de Trabajo de la Nación falló en contra de la intervención realizada por el gremio provincial hace dos meses. Así lo confirmó el secretario de la seccional local, Diego Castro. Aseguró que “buscaremos recuperar el edificio y volver a a dialogar con los docentes de Río Grande”.

El secretario de la seccional Río Grande del SUTEF, Diego Castro, confirmó ayer que el Ministerio de Trabajo de la Nación falló en contra de la intervención realizada por el gremio provincial. “Es una muestra de que teníamos razón”, dijo y aseguró que buscarán “recuperar el edificio y volver a tener un trato cotidiano con los docentes de Río Grande.

La intervención del sindicato provincial comenzó a gestarse cuando la seccional Río Grande acató la conciliación obligatoria dictada por la autoridad de aplicación en el marco del conflicto salarial, mientras que el gremio provincial no lo hizo. Una vez resuelta la discusión salarial en un congreso extraordinario se expulsó a la diligencia completa de esta ciudad.

Diego Castro, el secretario general desplazado cuando estaba de licencia, dijo que si bien aún no accedió al dictamen del Ministerio de Trabajo de Nación, “por los comentarios de los medios de comunicación nos hemos enterado”.

Aseguró que “nosotros estábamos convencidos y seguros de que esto iba a salir así porque han violado el estatuto; es decir la ley interna del sindicato y la única propuesta que tuvo la comisión directiva provincial es golpear a todo aquél que piensa diferente; tratar de borrar de un plumazo a aquél que no responde a los mandatos de la comisión provincial porque piensa totalmente diferente”, señaló Castro.

El docente manifestó que “cuando nosotros decimos ‘diferente’ no significa que no hemos sido orgánicos; al contrario, hemos planteado una cuestión esencial que es lo que está sucediendo hoy y es que el compañero no esté sentado donde está sentado hoy; que al compañero no se le esté juzgando, procesando y que no reciban sumarios administrativos los compañeros con todo lo que significa”.

En este orden agregó que “nosotros en aquel entonces decidimos plantear el acatar la conciliación obligatoria; era lógicamente una situación ‘caliente’, de enojos y por eso los compañeros respondieron de la forma como respondieron”, justificó en relación a la toma de la Casa de Gobierno.

A tres meses de aquel conflicto Diego Castro dijo que “el contexto es distinto y la realidad es otra y esto ha llevado a que muchos compañeros estén viendo de otra manera lo que nosotros planteábamos, que no era ni para ‘romper’ ni para entregarle el conflicto al Gobierno como se está diciendo desde la provincial”.

Agregó que la idea era “intentar, no solamente negociar el salario, sino también que no haya sanciones para los compañeros, que no haya sanciones para el sindicato, y también de que no se le descuenten los días caídos a los compañeros. Lo único que se negoció, y por eso no fue una conciliación obligatoria tampoco, fue concretamente el tema salarial, el resto cayó en saco roto”, resumió.

Finalmente señaló que “hoy tenemos compañeros sentados en el juzgado, mañana (por hoy) tenemos al compañero Raúl Arce que también se va tener que sentar a declarar. Creo que son situaciones difíciles, complicadas y desagradables”.

Comentá la nota