La CGT Misiones repudió el aumento del boleto urbano en Posadas

La CGT autodenominada “misionerista”, cuya comisión directiva está integrada por diputados renovadores, condenó enérgicamente el inminente aumento del boleto urbano del SIT, que podrían definir mañana los intendentes de Posadas, Garupá y Candelaria, junto al Subsecretario de Transporte Hermes Almirón.
La Confederación General del Trabajo “Andrés Guacurarí” emitió una duro comunicado, condenando el nuevo aumento en el transporte urbano de pasajeros del Sistema Integrado de Transporte, que integran las comunas de Posadas, Garupá y Candelaria. La cúpula de la central obrera, que está integrada por diputados provinciales de la Renovación, mostró su preocupación por la inminente suba y recordaron que no existe una correcta fiscalización sobre la cantidad de boletos expendidos, por lo que no se conoce con exactitud las ganancias de las empresas –que avalarían o no los pedidos de aumentos.

“El Secretario General, Benigno Héctor Gómez y el Secretario de Prensa y Difusión, Alberto Fusté Padrós, en nombre del Secretariado Provincial de la C.G.T. Misiones “Andrés Guacurarí”, quiere transmitir por este medio su profunda preocupación por el pedido que efectuaron los empresarios del Transporte Urbano de Pasajeros de nuestra Provincia, solicitando se aumenten las tarifas del boleto de colectivos, con el terrible impacto negativo que causa al ingreso en los haberes de los trabajadores, jubilados, pensionados, (beneficiarios de) planes sociales y (de la) Asignación Universal por Hijo, etc. (Y también) de los usuarios que utilizan el colectivos en nuestra provincia”, señalaron desde la CGT.

“Además se debe tener en cuenta que en Misiones se cobran una de las tarifas (promedio) más caras del País y que las unidades no cuentan con máquinas tickeadoras fiscales, a pesar que existen ordenanzas que obligan a su (implementación), para que registren la cantidad de boletos vendidos, tampoco se está implementando el sistema SUBE (Sistema Único de Boleto Electrónico), ni jamás se implementó el boleto obrero, varias veces solicitado por el sindicalismo misionero”, cuestionaron los dirigentes sindicales.

“Está suficientemente demostrado que un importante porcentaje del gasto mensual de las familias, lo representa el transporte urbano de colectivos y más en actividades laborales como: Comercio, Farmacias, Empleados Administrativos Privados, etc. Por lo que solicitamos a las autoridades competentes NO HAGAN LUGAR al pedido de los empresarios del transporte, que ya fueron beneficiados por una importante suba en las tarifas en el mes de julio de 2012”, manifestaron desde la CGT.

El comunicado firmado por Gómez y Fuste Padros cierra enfatizando que "para que la Provincia siga creciendo debemos defender el ingreso económico de los Misioneros", como recordando el slogan electoralista del partido gobernante: "crecer más, crecer en paz".

Recordemos que el Secretario Adjunto de esta CGT es Marcelo Rodríguez, el secretario general del SAT (Sindicato Argentino de Televisión) y diputado provincial renovador, es decir, la organización tiene una llegada más o menos directa a la legislatura provincial. Es en la Cámara de Representantes donde se podría definir un incremento en los subsidios provinciales al transporte urbano, que permanecen con los mismos valores desde 2006. El ejecutivo provincial ya dejó en claro que no solicitará un incremento en estos subsidios, por lo que ante el incremento de los costos del servicio –por el combustible y los salarios-, la única opción parece ser trasladar el incremento a los usuarios.

El proyecto del boleto obrero así como el del sistema SUBE han sido resistidos por el empresariado, pero cabe aclarar que la implementación de los boletos electrónicos está trabada por un bloqueo a la importación de las máquinas (provenientes de Brasil), dispuesta por la Secretaría de Comercio de la Nación.

Comentá la nota