La mitad de la industria no produce; más suspensiones Redacción El Diario de la República

La mitad de la industria no produce; más suspensiones Redacción El Diario de la República

El sector solo usó el 56,2% de su capacidad instalada en enero, la peor cifra desde julio de 2002. Varias fábricas están en problemas para seguir.

No hay respiro para la industria, en medio de la recesión económica. El uso de la capacidad instalada cayó al 56,2% en enero pasado, el nivel más bajo desde julio de 2002, según datos del propio Indec. El panorama golpea a varios sectores y no distingue entre empresas chicas o grandes: aumentan las suspensiones y los pedidos de procesos preventivos de crisis.

El indicador de enero de la capacidad instalada fue 5,4 puntos inferior al de igual período de 2018 y 0,4% menor al de diciembre.

De los doce sectores manufactureros, casi la mitad usó menos de la mitad de sus instalaciones. Sobresale la caída de la industria automotriz: tuvo un nivel de actividad de apenas 15,7% y los textiles, con sólo 31,4%. Productos del tabaco (83,9), refinación del petróleo (76,6) e industrias metálicas básicas (71,7%) mostraron los mayores niveles de utilización.

Alimentos y bebidas registra un nivel de utilización de su capacidad del 57,5% en enero, inferior al de igual mes de 2018 (62,7). Según el Indec, la caída se explica principalmente por la baja en la elaboración de bebidas gaseosas, aguas y sodas, productos lácteos y en la molienda de oleaginosas.

Con un sobrestock y en medio de la caída de las ventas, la fábrica de camiones Iveco confirmó la suspensión de 900 operarios en su planta de la localidad cordobesa de Ferreyra, que este mes funcionará sólo diez días. La firma italiana también anunció la apertura de un plan de retiros voluntarios.

Según la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara), la empresa vendió 158 camiones en enero, la mitad que el año anterior. "Después saltan los funcionarios diciendo que estamos en el mejor de los mundos", alertó el secretario general de Smata, Ricardo Pignanelli.

Recordó que en 2013 se fabricaron 840 mil unidades en las automotrices, pero en 2018 la producción cayó al 50% y en diciembre pasado quedaron en stock 250 mil autos, camionetas y camiones.

La medida de Iveco se suma a una larga lista de automotrices que pararon sus fábricas en marzo con suspensiones: 2.000 empleados en Peugeot-Citroën, 700 en Honda, 1,500 en Renault. Fiat suspendió 2.000 operarios el viernes pasado, y volverá hacerlo este viernes. A la fábrica de neumáticos Fate le aprobaron el plan preventivo de crisis: se esperan 430 despidos.  Hay otros sectores que también sufren la crisis. La empresa Lácteos Verónica, que emplea a 600 personas, negocia con el gremio y el Ministerio de Trabajo de Santa Fe para conseguir un procedimiento preventivo de crisis (PPC). También apelaron a esta ventaja administrativa para reducir los costos del achicamiento de personal Carrefour, Coca-Cola FEMSA, Fate, Avianca y Editorial Atlántida, entre otras.

En Mar del Plata, la empresa de motos Zanella viene reduciendo su plantilla hasta los actuales 37 trabajadores. Todo el personal vinculado a la producción está suspendido hace varios meses.

Otra firma marplatense complicada es La Campagnola. Su planta está parada desde fines de 2018.

La empresa de calefactores Eskabe también ve amenazada su continuidad. Lleva adelante un concurso preventivo (convocatoria de acreedores) administrado por la Justicia, que aprobó el plan de pago en cuotas a los proveedores. Además, solicitó al Ministerio de Trabajo un procedimiento preventivo de crisis para achicar un 22% su nómina de empleados: serían 96 los despedidos, de un total de 436.

Coment� la nota