Monolítico respaldo gremial para Scioli y para Caló

Monolítico respaldo gremial para Scioli y para Caló

El Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA) reunió a 62 organizaciones para presentar un documento denominado “La Declaración de Ituzaingó”, en la cual reafirmó a la fórmula que componen Daniel Scioli y Carlos Zannini. 

 En el encuentro que se realizó en el predio del Personal Legislativo en Ituzaingó, esos gremios también respaldaron el liderazgo de Antonio Caló, ofrecieron pautas sobre tópicos de gestión “sin plazos” pero de neta agenda sindical, para la eventual gestión presidencial del hoy mandatario bonaerense.

Allí se destacan “la creación de banco de desarrollo y una reforma impositiva integral que grave la renta financiera, entre otros puntos”. Antonio Caló, Omar Viviani (Taxistas), Ricardo Pignanelli (Smata), Norberto Di Próspero (APL), Sergio Sasia (Unión Ferroviaria), Horacio Ghilini (Sadop), (Osvaldo Iadarola), y Guillermo Moser (Luz y Fuerza) resumieron el contenido del encuentro en la jornada donde también se recordó al ex presidente Juan Domingo Perón al conmemorarse el 120 aniversario de su natalicio.

El “Documento de Ituzaingó”, como lo definieron los gremialistas, será entregado al futuro Presidente de la Nación que consideran será el gobernador bonaerense Daniel Scioli. El texto plantea la defensa del gremialismo y se pronunció por el fortalecimiento de la democracia y el papel del movimiento obrero organizado. También se rescata la dinámica de continuidad del modelo, frente a los desafíos del escenario económico interno, por una producción nacional que abarca todos los sistemas del transporte, la industria y la generación de energía eléctrica. “Se logró mucho desde 2003 a la fecha y la idea, si como esperamos, Scioli llega a la presidencia, es continuar por la misma senda, en beneficio de todo el pueblo argentino”, remarcó Pignanelli. Ghilini validó la propuesta, al considerar que la misma “no es una imposición, ni emplazamiento” sino una agenda de labor que los sindicatos piensan consustanciar como parte del futuro gobierno.

Otra de las aristas que destacaron la reunión fue la coincidencia de que no “hay urgencia” para forzar la unidad, que la CGT afín al Gobierno cumplirá su mandato en 2016 y que la prioridad es lograr el triunfo en las elecciones del FPV.

Ante la consulta de BAE Negocios Caló reiteró que “la unidad del Movimiento Obrero está a la vuelta de la esquina, pero a ese punto se llegará por medio del diálogo y consensos”, sin apresuramientos.

También participaron entre otros dirigentes, Héctor Amichetti (Gráficos), Orlando Romero (Fatpren), Pablo Biró (Apla), Hernán Escudero (Juventud Sindical), Oscar Romero (Smata), Abel Furlán (UOM).

“Es fuego enemigo si atacan a la UOM”

“No hay fuego amigo, si disparan contra un sindicato como la UOM esa ofensiva es siempre enemiga”, enfatizó el líder de los Taxistas Omar Viviani respecto de la posible incidencia de gremios, medios opositores, partidos de la oposición y cámaras empresariales contra los metalúrgicos, tras la imputación judicial contra Antonio Caló y otros dirigentes de la UOM. El jefe de los peones de Taxis consideró como “un baluarte histórico de los trabajadores y el peronismo” a los metalúrgicos. De allí que también la reunión de Ituzaingó versó, a todas luces, en un fuerte respaldo a Caló y a todos los dirigentes de su gremio. Los dichos de Viviani confirmaron la mirada de los gremios del MASA sobre un intento firme para “intentar disciplinar al binomio Scioli-Caló”.

Coment� la nota