Ate se moviliza a las rutas y espera convocatoria

El Consejo Directivo Provincial de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) -reunido en General Roca y luego de debatir sobre la situación salarial de todos los empleados públicos- por decisión unánime resolvió esperar una posible convocatoria del Gobierno Provincial movilizados ‎en las rutas de la provincia el día martes 10 de febrero.

Según informaron desde el gremio, de esta manera, el sindicato ratifica su voluntad de diálogo y su plena intención de querer dialogar con el Gobierno, pero sin ningún tipo de condicionamiento. ATE arriba a esta postura luego de analizar las expresiones públicas del Gobernador Alberto Wereltineck, quien señaló que "no tendría inconvenientes en recibir a ATE, siempre y cuando acepten el aumento salarial que firme otro de los gremios estatales".

"Todo diálogo supone un encuentro entre pares y ninguna de las partes involucradas debe concurrir condicionada. En el marco de esas declaraciones, se intuye que existe un intento por parte del Gobierno de pretender doblegar a una organización gremial que a lo largo de su historia ha demostrado total autonomía e independencia de los empleadores y cuyas demandas surgen de la opinión de los trabajadores en asambleas y plenarios", expresaron.

El cónclave gremial también resolvió convocar a un Plenario Provincial de Delegados a realizarse en Cinco Saltos el jueves 19 de febrero. Esa instancia orgánica del sindicato será la encargada de definir la continuidad de todos los reclamos. 

"Queremos y apostamos al diálogo con el Gobierno, pero sin condicionamiento alguno. Toda instancia de diálogo supone un encuentro entre pares y tal condición no se cumple si previamente una de las partes intenta imponer condiciones a la otra", destacó Rodolfo Aguiar, Secretario General de ATE y CTA Río Negro y detalló que "vamos a esperar una posible convocatoria movilizados en todas las rutas de nuestra provincia. No creemos que en esta oportunidad existan cortes o bloqueos. Vamos a utilizar esa jornada para difundir nuestros reclamos. No podemos esperar más. Los salarios se han deteriorado y la mayoría de los empleados públicos no llega a fin de mes. Queremos un aumento que contemple la inflación prevista para este año y también el poder adquisitivo perdido durante el 2014".

"No creemos que le haga muy bien a un gobierno que tiene pretensiones electorales en este año, no recibir a una organización gremial legalmente habilitada. El pueblo de Río Negro esta mirando de manera permanente si los funcionarios públicos discriminan o no en sus actos de gobierno", concluyó el dirigente gremial.

Comentá la nota