Movilización de bancarios contra el Impuesto a las Ganancias

La protesta convocada por el gremio del sector se realizará en la city porteña y se estima que provocará inconvenientes en la atención al público de las entidades bancarias de la zona

Trabajadores bancarios realizarán hoy una movilización en rechazo a la aplicación del Impuesto a las Ganancias sobre los salarios y los incumplimientos convencionales de las entidades financieras y analiza la realización de un paro nacional en apoyo de sus reclamos.

La protesta convocada por la Asociación Bancaria (AB) se realizará en el sector financiero de la Capital Federal provocará también inconvenientes en la atención al público de las entidades bancarias. La conducción nacional del gremio informó que además de las movilizaciones se realizarán asambleas en los lugares de trabajo "para prepararnos, si es necesario, para la realización de un nuevo paro nacional", según un comunicado del gremio.

La asociación gremial que es liderada por Sergio Palazzo, convocó a la protesta contra "las tercerizaciones, el impuesto al salario y los recurrentes incumplimientos de las entidades financieras, las que en muchos casos violentan los acuerdos" firmados en la convención colectiva con el sector patronal.

Los bancarios vienen realizando asambleas, con interrupción de la atención al público y paros parciales en varias seccionales como Rosario, Córdoba, Tucumán y Mendoza.

El gremio que ya realizó un paro en agosto pasado contra el descuento del impuesto a las ganancias sobre los salarios, viene exigiendo a las cámaras empresarias una "adicional salarial" a pagarse a fin de año para compensar los descuentos impositivos.

La AB venía postergando el paro nacional para sumar sus reclamos a una posible medida de fuerza de la CGT opositora al gobierno, que conduce Hugo Moyano, que finalmente desecho esa posibilidad en el último plenario de regionales.

El gremio en una comunicado sostuvo que fue "prudente" en la negociación paritaria, mientras "los sectores empresarios que especulan a diario con los precios y el dólar gozan de los beneficios de un sistema impositivo regresivo, con niveles altos de evasión, actividades de elevada rentabilidad, bajas contribuciones y escaso trabajo argentino agregado".

Comentá la nota