Movilización de municipales del STMA

Encabezados por su secretario general, Omar Varela, y acompañados por dirigentes gremiales de otras ciudades, se presentaron en el municipio para pedir explicaciones sobre la cesantía de un contratado y la situación laboral de una trabajadora.
Un grupo de trabajadores municipales afiliados al Sindicato de Trabajadores Municipales de Azul (STMA), encabezados por su secretario general Omar Varela, se presentaron ayer a la mañana en el palacio municipal para pedir explicaciones por un trabajador dejado cesante el viernes, aún con tutela gremial, y por la situación de una empleada que, por estar sumariada, no percibe ingresos desde hace 120 días; ambos afiliados a dicho gremio.

Al grupo se sumaron dirigentes sindicales de otras ciudades y, alrededor de las 11, se reunieron con el Secretario de Gobierno, Nicolás Duba; el asesor Legal del municipio, Jorge Loustau, y la jefa de Personal, Miriam Zemma, recibiendo como explicación por parte de Duba, en lo que se refiere al empleado cesanteado, que el municipio tiene la potestad para no renovar contratos.

Varela, por su parte, aseguró que no corresponde la medida por cuanto el trabajador tiene fuero gremial.

Este medio dialogó ayer con el sindicalista, quien explicó que "fuimos al municipio por un reclamo de un compañero, un secretario del gremio, elegido en la última elección, a quien, de un plumazo, se le rescinde el contrato, ignorando la Ley 23551", y que de acuerdo a dicha norma legal, "el trabajador tiene tutela sindical, por cuanto el STMA tiene personería, o sea que antes de tomar una resolución, deben pedir el desafuero y después iniciar el sumario".

A esto agregó: "Ellos consideran que no es así por ser contratado, y nosotros decimos que no, porque la ley 11757 marca que después de los trece meses, el trabajador tiene estabilidad".

"Así empezamos y no coincidimos -continuó-, por lo que vamos a ir al tribunal del trabajo a presentar un recurso de amparo y estamos seguros que vamos a ganar".

El Secretario General del Sindicato de Trabajadores Municipales volvió a hablar de persecución, al decir "que siempre se toman medidas contra nuestro sindicato".

Consultado sobre el otro caso, el de la empleada suspendida, contó que "a esta compañera afiliada, Molina (Claudio, secretario de Obras y Servicios Públicos) le hizo firmar una ampliación de la suspensión por 30 días, por lo que va a llegar a 150 días sin cobrar".

Varela afirmó, por último, que ayer "vinieron compañeros de Ensenada, de Tandil, de Olavarría. Esto pasó el viernes, pero hoy (por ayer) nos iban a dar una respuesta, pero no la dieron. Después se firmó un acta acuerdo donde se comprometen (el municipio) a dar una respuesta sobre la situación de la compañera. En caso de que no den respuesta, se verá qué hacer en los próximos días".

Comentá la nota