El moyanismo amenaza con un paro contra la intervención petrolera

El moyanismo amenaza con un paro contra la intervención petrolera
Guillermo Pereyra, segundo de Moyano en la CGT y titular del gremio petrolero de Neuquén, convocó a una asamblea para hoy. Mañana se reúnen las provincias con De Vido
En medio de la polémica que generó el decreto 1277, que fue rechazado y cuestionado por anticonstitucional por diputados y dirigentes opositores, el gremio de petroleros sumó un nuevo rebote y amenazó con una huelga para repudiar la norma que centraliza el control de la actividad hidrocarburífera en manos del Gobierno nacional y profundiza la regulación del sector. El jefe del sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, el moyanista Guillermo Pereyra, adelantó durante el fin de semana que hoy su gremio analizará la posibilidad de realizar un paro contra el perjuicio “gravísimo” que, en su opinión, tendrá la nueva disposición dictada hace una semana por el Ejecutivo nacional.

“Si los gobernantes no dicen lo que tienen que decir, nosotros vamos a salir a decirlo en defensa de los intereses de los trabajadores”, afirmó el secretario adjunto de la CGT que conduce Hugo Moyano. Pereyra se quejó porque la medida, que creó la Comisión Nacional de Hidrocarburos, “apunta directamente a quedarse el Gobierno nacional con las regalías que tienen las provincias”.

El dirigente petrolero convocó para hoy a una asamblea, que calculó contará con la participación de más de 10.000 trabajadores, para decidir las próximas medidas de fuerza. La convocatoria se da un día antes de una reunión prevista por los gobernadores de las provincias que integran la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI) en Buenos Aires con el ministro de Planificación, Julio De Vido, y el secretario Legal de la Presidencia, Carlos Zannini, para avanzar en el diseño de políticas comunes en el marco de la aplicación de la ley. “Esto no es solamente un tema de los petroleros sino que acá hay un tema general, porque van a caer los puestos de trabajo y se van a paralizar todas las actividades”, indicó Pereyra, que además integra el directorio de YPF en representación de su sector.

Al respecto, el segundo de Moyano lamentó las declaraciones del gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, quien aseguró que lo establecido por el decreto no afecta la potestad de las provincias sobre los yacimientos. Por el contrario, el líder sindical insistió en que la disposición “apunta directamente a quedarse con las regalías”. “Le quieren dar el mismo tratamiento que al fondo sojero”, agregó y advirtió que eso “llevaría prácticamente a las provincias productoras al quiebre financiero”.

Por su parte, De Vido confirmó la reunión de mañana con los mandatarios de la OFEPHI y aclaró que la reglamentación del decreto “prevé maximizar la exploración y explotación de hidrocarburos”. En ese marco, advirtió que “ningún gobernador puede suponer que la Nación va a proponer producir menos hidrocarburos”.

En los últimos días los gobernadores salieron a apoyar el decreto, aunque legisladores de estas provincias cuestionaron los alcances de la norma porque temen que acote la injerencia de los estados provinciales. El gobernador de Chubut, Martín Buzzi, señaló recientemente que estaban “trabajando muy bien juntos, Nación y provincias, en todo lo que tiene que ver con recuperar el autoabastecimiento de combustibles”. En esta línea, el mandatario mendocino Francisco Pérez dijo que hacía un balance “positivo” tras contactos recientes con el Gobierno nacional.

Comentá la nota