Moyano acusó a Recalde de ser “servil” al Gobierno y el diputado se fue de la CGT

Moyano acusó a Recalde de ser “servil” al Gobierno y el diputado se fue de la CGT
La ruptura estalló en el debate por la ley de ART en Diputados. Moyano acusó al legislador de no cumplir con los trabajadores. Recalde dijo no ser más amigo del sindicalista
ELIZABETH PEGER Buenos Aires

La relación venía desgastada desde hace tiempo y solo los esfuerzos de Héctor Recalde por hacer equilibrio entre su lugar como asesor de la CGT opositora de Hugo Moyano y sus simpatías políticas con el kirchnerismo lograron retrasar un desenlace que era cantado. Finalmente ayer la tensa convivencia entre el camionero y quien fue por años su consejero estrella explotó y de la por manera. Fue en medio de una reunión de la comisión de Legislación Laboral de Diputados, que preside el propio Recalde, destinada a analizar el proyecto de reforma a la ley de ART impulsado por la Casa Rosada.

Pese a que sabía de antemano que la iniciativa ya tenía dictamen de comisión y que Recalde había tomado distancia del proyecto oficial firmando un despacho propio en minoría, Moyano descargó toda su furia contra el diputado y lo acusó abiertamente de ser “servil” al gobierno de Cristina Fernández. “Creíamos tener en la comisión a un hombre que respondía a los intereses de la CGT y los trabajadores. Lamentablemente ha pasado todo lo contrario: No podés ser tan servil al poder”, le reprochó.

La fortísima acusación del camionero dejó perplejo y sin reacción al diputado, que minutos después de finalizada la polémica reunión anunció su renuncia como consejero de la central obrera moyanista. “Ya no soy asesor de la CGT de Moyano, ya no soy amigo de Hugo Moyano, pero no reniego de 20 años (de relación)”, afirmó Recalde en declaraciones radiales.

Minutos después, al asistir a un encuentro en el Colegio de Abogados, el propio líder sindical confirmó el alejamiento del legislador de su central obrera. “Recalde no es más asesor”, aseguró. Y abundó críticamente: “Es la CGT o Aerolíneas Argentinas y él eligió Aerolíneas”, en referencia directa a Mariano Recalde, el hijo del diputado, que está al frente de la aerolínea de bandera e integra la agrupación kirchnerista La Cámpora.

La relación entre Moyano y Recalde tenía los días contados desde hace tiempo. El diputado se encargó de coordinar y fiscalizar el congreso sindical del 12 de julio, en el que el camionero logró su reelección cegetista, a pesar de la impugnación del Gobierno, que declaró ilegal el encuentro. Pero desde ese momento, y al compás del tono discursivo cada vez más confrontativo de Moyano, el distanciamiento entre ambos fue creciente.

Recalde evitó mostrarse en cada de uno de los actos en el que el jefe cegetista se despachaba con todo contra el Gobierno. El camionero le devolvió la gentileza y dejó plantado al diputado en la presentación de su nuevo libro, el mes pasado en la Biblioteca Nacional. Ya por entonces eran varios los dirigentes moyanistas que admitían sin tapujos la ruptura con Recalde.

El alejamiento del diputado sumó así un traspié más para Moyano, que en los últimos meses y a partir de su enfrentamiento con el Gobierno padeció la pérdida de decenas de gremios aliados.

Coment� la nota