La CGT de Moyano advirtió que aguarda "un gesto" de Macri a los trabajadores

La CGT Azopardo que comanda Hugo Moyano advirtió que el Gobierno aún no tuvo "un gesto" para los trabajadores, luego de una serie de medidas que atendieron reclamos de sectores empresariales, y recalcó la necesidad de concretar la primera audiencia entre el presidente Mauricio Macri y las centrales obreras, aunque remarcó que no pondrá plazos para eso.

Así lo sostuvo el secretario general del sindicato de Panaderos y uno de los principales colaboradores de Moyano, Abel Frutos, quien pidió que el Gobierno extienda al movimiento obrero medidas beneficiosas como las que ya adoptó para el agro.

"Se anunciaron las bajas de impuestos para los granos, para la carne, pero todavía no hubo nada para los trabajadores. Igual esperamos tantos años a tener respuestas del Gobierno anterior que no vamos ahora a ponerle plazos al nuevo Gobierno", sostuvo Frutos en declaraciones a NA. 

En tanto, aún no hubo pistas sobre un posible proyecto macrista de reforma del impuesto a las Ganancias, uno de los principales pedidos de los gremios y que formó parte de la campaña de Cambiemos.

Una de las pocas señales que hasta el momento envió el Ejecutivo fue la designación de Luis Alberto Scervino, un hombre ligado al gremio de Obras Sanitarias, quien días atrás sostuvo que podría devolver a los gremios unos 26.000 millones de pesos que forman parte de la deuda del Estado con las obras sociales de los sindicatos.

No obstante, Frutos afirmó que "eso solo no alcanza" para apaciguar la preocupación del sindicalismo frente a la nutrida lista de reclamos que sostiene. Por otro lado, el gremialista consideró que "tiene que haber una reunión" con Macri, luego de que la semana pasada el moyanismo boicoteara una reunión que el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, iba mantener con referentes de las tres CGT al considerar que el movimiento obrero debía ser recibido por el Presidente. 

De todos modos, Frutos evitó poner una fecha tentativa para el primer encuentro oficial entre Macri y las CGT, manteniendo así la postura menos confrontativa que viene adoptando el moyanismo hacia el Gobierno, en comparación con el resto del movimiento sindical.

Comentá la nota