Moyano amenaza con una huelga de camioneros antes de Navidad

El gremio advirtió que pararán 24 horas si no se paga un bono de $ 4.500 antes de fin de año. Responsabilizan al Gobierno por posibles desabastecimiento antes de las fiestas
Mientras el Gobierno busca desactivar los saqueos en distintos puntos del país y los conflictos salariales con las fuerzas de seguridad, en los próximos días podría estallar una puja gremial que afectaría a gran parte de la población. Es que, mediante un comunicado firmado por el secretario general adjunto del Sindicato de Choferes de Camiones, Pablo Moyano, el gremio comunicó que comenzaron las asambleas en las empresas de logística y que se van a extender a otras actividades “en respuesta a la negativa de las empresas a otorgar un bono de fin de año”.

Camioneros reclama un bono de $ 4.500 como suplementos salariales de fin de año bajo el argumento que permitiría compensar el deterioro de ingresos que tienen sus afiliados producto de la inflación.

Totalmente enfrentado con la administración de Cristina Fernández, el sindicato aclara que saben de las presiones que están recibiendo por parte del Gobierno Nacional y Popular” los empresarios del sector para que nieguen el bono que vienen pagando hace cinco años. Por eso, desde el gremio adelantan que “no vamos a bajar los brazos solo ante el no caprichoso de los gobernantes” y que seguirán “peleando por la dignidad de los trabajadores, quienes todos los días vemos como la inflación se roba nuestro sueldo”.

El jueves habrá un encuentro entre el sindicato y la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas. Moyano cree que obtendrán una negativa por parte de la patronal, por lo que adelantó que el lunes se reunirá el consejo de Camioneros para evaluar los pasos a seguir.

“Sabemos que van a decir que no porque Trabajo presiona a las empresas”, afirmó el sindicalista a El Cronista.

El propio titular de la CGT disidente Hugo Moyano ya alertado que no iban a ceder a las presiones del Ministerio de Trabajo al asegurar que “el Gobierno les baja línea a los empresarios para que no paguen el bono, pero no lo vamos a aceptar. No perderemos esa conquista”.

En esa línea, su hijo adelantó que el consejo de Camioneros se reunirá el lunes y “no descartamos un paro de 24 horas”.

Consultado sobre el límite de tiempo para la negociación, Pablo Moyano fue tajante.

“No puede pasar de estos días, estamos en diciembre y no tenemos nada, y en enero es imposible conseguir un empresario. Si no tenemos una respuesta positiva para la semana que viene vamos al paro”, amenazó.

Así dejó abierta la posibilidad de una huelga en la previa a las fiestas de fin de año, lo que podría derivaren desabastecimiento de algunos productos, en medio de un clima más que enrarecido. No obstante, Moyano deslindó cualquier responsabilidad y acusó directamente al Gobierno. “Si hay conflicto por desabastecimiento, que lo explique Tomada”, lanzó.

Desde un operador logístico aseguraron en off the récord que la discusión “está complicada”. “Es un costo muy grande el bono de fin de año porque, además, después te piden uno a principio de las clases más las tres escalas de aumento”. “Además, si a esto le sumas el alza en los costos de combustible, seguro, neumáticos, las operaciones de transporte y distribución se vuelven inviable.

Pero Camioneros en todas sus ramas no es el único gremio que se declaró en estado de alerta. Desde el entorno del titular de gastronómicos, Luis Barrionuevo, afirmaron que se está trabajando en un plan de lucha en conjunto. “Hay que hacer un paro general antes de Navidad”, dicen en el entorno del dirigente mientras exigen un plus de $ 2.000; y ya está planificando protestas que afectarán al sector justo en las semanas de mayor facturación.

En el mismo camino están los afiliados al gremio de Maestranza, que están negocian un plus de $ 1.000 y de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra) que solicitó al sector privado un aporte de $ 3.000.

Comentá la nota