Moyano se bajó del acto con la CTA, pero manda su tropa

Por Ricardo Carpena.

Declinó hablar en la marcha del miércoles 10 a la Plaza. Envía a sus hijos Pablo y Facundo.

Hugo Moyano decidió no hablar en el acto de Plaza de Mayo que se realizará el miércoles próximo, organizado por la CTA disidente de Pablo Micheli y a la que adhirió la CGT Azopardo. Y es más: el líder camionero ni siquiera estará en la Capital, porque resolvió viajar a Necochea para participar del congreso nacional de los trabajadores rurales (Uatre), que encabeza su aliado Gerónimo Venegas.

¿Por qué Moyano desaprovechará la oportunidad de ser el orador principal de un acto que promete ser multitudinario y a la que incluso aportará todo poder de movilización del gremio camionero y del resto de las organizaciones de la central obrera opositora? “No quiero sacarte protagonismo ; ese acto es tuyo”, le confesó el líder cegetista a su par de la CTA el martes, cuando fueron juntos al Senado para rechazar la reforma de la Ley de Riesgos del Trabajo.

Hasta ahora, la reciente buena sintonía entre ambos caciques sindicales venía viento en popa, como lo demostró el hecho de que Moyano visitó la sede de la CTA acompañado por dos de sus hijos, Facundo y Pablo, y casi todo el consejo directivo de su CGT, y allí se decidió el apoyo camionero a la protesta del 10. El miércoles pasado, incluso, adhirió formalmente al acto la totalidad de los gremios que integran la central moyanista.

“Podríamos llevar como 200.000 personas a la Plaza de Mayo si se suma Moyano”, se entusiasmó Micheli cuando se reunió con él, pero ahora dicen que el titular de la CTA opositora está “algo desorientado” por la actitud de su colega. Como gesto de buena voluntad, el líder de la CTA le había propuesto a Moyano que fuera el orador principal del acto, confiando en que la figura del jefe camionero podía ser políticamente más contundente para redondear una demostración de fuerza que provoque preocupación en la Casa Rosada.

Ahora, además de Micheli y del titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, que fue el que tendió los puentes entre ambas centrales obreras, la lista de oradores incluye a Facundo Moyano, que brindará sólo un “saludo” a la juventud, y alguno de los más representativos dirigentes de la CGT Azopardo, como su secretario adjunto, Guillermo Pereyra (petroleros), o Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento).

Moyano, como afirman quienes lo conocen más íntimamente, no es partidario de sumarse a movilizaciones a las que él no convoca , y por eso sorprendió su entusiasmo inicial con el acto de Micheli. Podría haber sido un apoyo formal, pero no fue así: su hijo Pablo, su adjunto en Camioneros, estuvo reunido esta semana con dirigentes de la CTA para coordinar la convocatoria y quedó en claro que el gremio más importante del moyanismo aportará militantes de todas partes del país. Las dos centrales opositoras estrenarán el miércoles su flamante estrategia de “unidad en la acción”, pero la ausencia de Moyano deja muchas dudas .

Comentá la nota