Moyano, Barrionuevo y Caló van a la Rosada sin postura unificada en torno de las paritarias

Moyano, Barrionuevo y Caló van a la Rosada sin postura unificada en torno de las paritarias

Hugo Moyano, Luis Barrionuevo y Antonio Caló tendrán un café con el presidente Mauricio Macri el jueves en la Casa Rosada. Los jefes de la CGT Azopardo, la Azul y Blanca y la central que respaldó el modelo kirchnerista esperan lograr algo más que una foto de ocasión.

Va de suyo que el mensaje macrista desde el mismo 10 de diciembre sólo tuvo variaciones leves. Constante pedido de prudencia sindical, amago de pacto social, versión más ácida en el titular de Economía, Alfonso Prat Gay, en alerta para que los jefes gremiales “no pongan el riesgo puestos de trabajo en la pelea por los salarios”. Ayer el titular de Interior, Rogelio Frigerio, hizo un cover de la verba kirchnerista sobre “la inexistencia de techos paritarios”, al tiempo que dicho tope existe aún elaborado en cristal. Como lo reseñaron el jefe de Trabajo, Jorge Triaca, y su vice, Ezequiel Sabor, 26% es la postura máxima del Ejecutivo nacional.

Moyano viene maquillando su adhesión a Macri con algunos dardos en cuanto a que al Presidente no le simpatiza demasiado el movimiento obrero y si existen presiones “cambiará el idioma” de los mensajes. Barrionuevo no dejó pasar la ocasión de sentenciar a quienes respaldaron a Néstor y Cristina desde el sindicalismo y bajaron el nivel de sus pretensiones para firmar paritarias por debajo de la inflación. Caló tiene un debate abierto dentro del Movimiento de Acción Sindical (MASA), donde, pulseada mediante, mantiene su vocación de diálogo y “libertad de conciencia”.

Al mismo tiempo que se prepara la cumbre cegetista con Macri, en cuanto a algo más que protocolo, otros gremios aumentan la presión contra el Gobierno, como ATE y Bancarios, entre otros, que ya preparan medidas de fuerza por despidos tanto en el sector público como en el privado.

A más tardar el jueves los tres referentes cegetistas estarán en la Rosada, la incógnita de convocatoria se cierne sobre la CTA Auténtica de Pablo Micheli y la CTA de los Trabajadores de Hugo Yasky. Si quedan afuera de la agenda, desde ambos bloques consideran que les darían un excelente motivo para “elevarlos desde el desprecio” y cimentar aún más las gestiones de unificación que aceleró la ofensiva de medidas económicas y despidos bajo el santo del neoliberalismo.

Confirmado ya que Moyano mantuvo días atrás una reunión reservada y a solas con Macri, en la que intercambiaron puntos de vista de cara a la negociación salarial, el envite presidencial fue pedir “mesura” con puntos y señales: 30% de máxima, para negociar algunos porotos por debajo.

La agencia NA recalcó ayer que la administración de Cambiemos hará foco en el Impuesto a las Ganancias, a semanas de que el Gobierno impulse un proyecto de ley que enviará al Congreso y que obligaría a pagar ese gravamen sólo a quienes ganan sumas de bolsillo superiores a 30.000 pesos.

No se sabe si hubo “copia y pegue” de similar iniciativa que tenía pensado implementar Daniel Scioli en el caso de haber sucedido a Cristina Fernández, difícil de comprobar, versión al fin.

El punto enigmático es si de la reunión Macri, Moyano, Barrionuevo y Caló habrá alguna certificación formal sobre el desembolso de los $26.000 millones que se les adeudan a las obras sociales. Los más escépticos consideran que tamaña etiqueta no tendría respaldo de caja…

Gremios del transporte piden refundar el justicialismo

La Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) que encabeza el titular de Dragado y Balizamiento, Juan Schmid, se refirió a la actualidad del justicialismo. En esa tónica marcaron que respecto de las elecciones internas del PJ para el 8 de mayo, debe considerarse que “sin trabajadores no hay Movimiento Nacional”. En un capítulo ya escrito alguna vez dentro de la sucesiva evolución peronista, proponen una “nueva y verdadera refundación” partidaria.

Sin rodeos consideran que tal escenario obliga a la activa participación del movimiento obrero.

La CATT está integrada por más de una veintena de sindicatos del sector aéreo, ferroviario, marítimo, fluvial y terrestre. Desde esa falange recordaron también que en 1973 “el General Juan Domingo Perón convocó a la normalización del Partido Justicialista señalando que había llegado la hora de institucionarlo y, eso, se deberá hacer de abajo hacia arriba y no como muchos pretenden, es decir, de arriba hacia abajo”, según evocaron.

Comentá la nota