Moyano y Barrionuevo convocaron a un plenario donde se definirá si ambas centrales van a un paro

Moyano y Barrionuevo convocaron a un plenario donde se definirá si ambas centrales van a un paro

Sobre la posibilidad de protagonizar una medida de fuerza nacional, el líder de la CGT Azopardo dijo: "Si se toma la determinación, la gente va aadherir masivamente".

Los titulares de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, y de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, convocaron a un plenario de secretarios generales de ambas centrales opositoras para el próximo jueves, y preparan un plan de acciones para pedir una solución a los reclamos de la agenda gremial.

Consultado sobre la posibilidad de llevar adelante una medida de fuerza en todo el país, Moyano dijo: "Creo que si se toma la determinación, y esto es lo que vamos a analizar, la gente va a adherir masivamente".

"Van a venir todas las regionales del país y vamos a escuchar qué esta pasando en las distintas regionales.Tenemos entendido que en muchas provincias hay suspensiones, adelanto de vacaciones, cierres de establecimientos. Son cosas que hacen que se compliquen la actividad nacional", agregó en declaraciones a Radio Mitre.

Los líderes sindicales fijaron la fecha del plenario conjunto durante una reunión que mantuvieron durante la mañana del viernes en la sede del gremio de Camioneros, en el barrio porteño de Constitución, a donde asistieron también Omar Maturano (La Fraternidad) y Mario Caligari (UTA), quienes hace poco se alejaron de la CGT oficialista.

Además concurrieron los moyanistas Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento) y Abel Frutos (Panaderos) y Carlos Acuña (Estaciones de Servicio).

Los gremialistas acordaron los últimos detalles del plenario de secretarios generales y delegados de todo el país, que se realizarán desde las 10.00 en el Salón Felipe Vallese de la sede de la CGT Azopardo.

Allí "se ratificará la agenda de reclamos pendiente del movimiento obrero: impuesto al trabajo, paritarias, deuda con las obras sociales", detalló Frutos.

No obstante, reconoció que de esta cumbre "es muy posible" que pueda salir alguna medida de fuerza para hacer sentir con mayor rigor los reclamos del sindicalismo no alienado con la Casa Rosada.

"Vamos a escuchar las voces de los compañeros del interior y es muy posible que surja un plan de lucha" en la medida que a la situación económica y social del país "no cambie", planteó Frutos al ser consultado obre qué sucederá  en el plenario, que servirá  como continuación del que realizaron en enero pasado en Mar del Plata.

"El próximo jueves en la CGT Azopardo vamos a definir un plan de lucha ante la falta de respuestas del Gobierno sobre temas candentes como el aumento del mínimo no imponible, la equiparación del salario mínimo con las jubilaciones y el ataque la inflación y la inseguridad", informó el dirigente barrionuevista Carlos Acuña al término del encuentro.

En caso de confirmar un plan de lucha entre las dos centrales opositoras, en las medidas de fuerza podrían verse involucrados gremios del peso de Camioneros, Dragado y Balizamiento, judiciales, petroleros, panaderos, peajes y ceramistas (por el moyanismo); y gastronómicos, estaciones de servicio, trabajadores de vialidad nacional, seguridad, obreros de maestranza y del vidrio (por el barrionuevismo).

Acuña remarcó que "el plenario definirá cuál es la mejor forma de protestar: si es con paro y movilización o se hace un paro solamente y para eso nos estaremos reuniendo".

En la reunión del próximo jueves también se ratificaría el acuerdo de los dos jefes gremiales opositores para que los sindicatos de ambas centrales realicen reclamos de aumentos salariales con un piso del 30 por ciento en las próximas paritarias.

El propio Frutos (Panaderos) confirmó que Barrionuevo es el más enfático en la necesidad de apurar las medidas de fuerza concretas para aumentar la presión hacia el Gobierno, postura que ratificó durante este encuentro en Camioneros, según informó la agencia NA.

"Luis hizo su análisis de la situación de crisis que vive el país. Nosotros coincidimos pero consideramos que hay que ver bien cuándo tomar la decisión" de lanzar una medida de fuerza", señaló, en tono más cauto, el dirigente moyanista.

En la reunión en Camioneros, los sindicalistas además manifestaron su "solidaridad con los docentes" en medio del extenso conflicto que dificulta el normal comienzo de las clases en varias provincias, y con "el día de luto que viven los choferes de la UTA", quienes durante la jornada realizaron un paro en repudio al salvaje asesinato de un colectivero en La Matanza durante un robo.

Respecto de la ejecución del chofer, y consultado sobre la situación del gremio de Camioneros, Hugo Moyano señaló: "Hay situaciones muy preocupantes que ponen en riesgo la vida de los trabajadores. La inseguridad está generalizada. Es una situación bastante alarmante que trae un miedo generalizado. Las familias tienen miedo. Y el Gobierno lo ignora".

Comentá la nota