Moyano y Barrionuevo impulsan un encuentro con Macri, Binner y la UIA

Moyano y Barrionuevo impulsan un encuentro con Macri, Binner y la UIA
Tras los desplantes de Scioli, Massa y De la Sota, las CGT opositoras organizan por separado charlas con otras fuerzas políticas y con empresarios; la inflación y el empleo, en la agenda
Tras el plantón de Daniel Scioli, Sergio Massa y José Manuel de la Sota, el tándem que formaron Hugo Moyano y Luis Barrionuevo avanzó en las gestiones para reunirse con otros actores políticos y empresariales. Próximamente, los referentes del sindicalismo opositor tendrán encuentros con Mauricio Macri, Hermes Binner y con las cúpulas de la Unión Industrial Argentina (UIA), la Asociación Empresaria Argentina (AEA) y la Mesa de Enlace agropecuaria.

En tren de advertir sobre "las dificultades que atraviesa el país" y la "incapacidad" del Gobierno para resolverlas, el sindicalismo evalúa guiar los encuentros a partir de tres ejes: la lucha contra la inflación, la eventual caída de las tasas de desempleo y la erradicación del narcotráfico y de la inseguridad. Los temas por abordar fueron consensuados en la cumbre sindical del lunes pasado en Mar del Plata, a la que asistieron los gremios enrolados en la CGT moyanista y en la CGT Azul y Blanca, de Barrionuevo.

"La semana que viene tal vez nos juntemos con Macri", informó ayer Barrionuevo. A su vez, el moyanista Juan Carlos Schmid activará próximamente los contactos para acordar una cumbre con Binner y sus laderos del Frente Progresista. Moyano preferiría que las reuniones se realicen en la sede de la CGT, en Azopardo 802, aunque ya dio el visto bueno en caso de tener que ir en condición de visitante. También habrá reuniones con referentes de otros provincias. Ya se avanzó en conversaciones preliminares con sectores del PJ no kirchnerista.

Las charlas con las cámaras empresariales podrían desarrollarse todas en una misma jornada. Pero serían recién a partir de febrero o marzo. Moyano mantiene una cordial y amistosa relación con Héctor Méndez, titular de la UIA. Y será Gerónimo Venegas el encargado de invitar a los sectores agropecuarios.

"Si es que ya no hubo pérdida de trabajo, hay una paralización en la creación de empleo. Queremos hablar con todos los actores sobre esto, y sobre la inflación, la inseguridad y el narcotráfico", dijo a LA NACION Schmid.

Antes del apretón de manos con Barrionuevo, la CGT de Moyano ya había activado este tipo de cónclaves. Visitaron hace un año la sede de Azopardo la cúpula del Unión Cívica Radical, con Ricardo Alfonsín y Ernesto Sanz a la cabeza, y el espacio de Fernando "Pino" Solanas antes de que se sumara a UNEN.

En el documento sindical que se elaboró en Mar del Plata, Moyano y Barrionuevo exigieron respuestas a la clase política. En un pasaje del texto se advirtió: "La comprobación es la escasa claridad de los dirigentes políticos, quienes, en la necesaria estructura partidaria, han desdibujado esos espacios donde deberían articular las demandas de la sociedad y brindarles respuestas. En todo el universo político hay hombres y mujeres que atravesaron la gestión pública sin que hayamos encontrado solución definitiva a los problemas actuales. Cómo es posible que en el ejercicio de la política aquellos que la ejecutan desde el puente de mando o aquellos que quieren ocupar ese lugar no sepan, no puedan o no quieran abrir un nuevo capítulo en nuestra historia".

AVANCES POR LA UNIDAD

Moyano y Barrionuevo, además, intentarán mostrarse como los impulsores de la unidad sindical. Ya sumaron a su espacio a dos poderosos gremios que integran la CGT más cercana al Gobierno. Se trata de los colectiveros de la UTA y de los ferroviarios de La Fraternidad.

En los pasillos de Canal 13, hubo anteanoche un acercamiento para unir a las tres vertientes de la CGT. Se cruzaron Schmid y Héctor Daer, el vocero de la central oficialista. Ambos se comprometieron a mantener el diálogo y no se descartaron futuras reuniones.

Daer ratificó de boca de Schmid un dato del que hasta hace unos días desconfiaba: que Moyano está dispuesto a ceder el sillón de secretario general con tal de lograr la unidad. Una propuesta similar volcó ayer el jefe de la otra CGT, Antonio Caló. "Si pasa por mi renuncia, la pongo a disposición. Me gustaría que otros hicieran lo mismo", dijo en Radio Del Plata. El acuerdo está más cerca, aunque todavía resta mucho camino por recorrer.

LA ESTRATEGIA SINDICAL

Reuniones con políticos y empresarios sobre inflación y empleo

Con Mauricio Macri .

El encuentro con el jefe de gobierno porteño sería la semana próxima, según informó Luis Barrionuevo.

Con Hermes Binner

El moyanista Juan Carlos Schmid será el nexo para organizar una reunión con el líder del Frente Progresista.

Comentá la nota