Moyano y Barrionuevo lanzan una mega campaña para promocionar el paro

Aseguran que costará millones. Tendrá publicidad en los medios más importantes y pintadas en todo el país.
Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, los líderes sindicales del paro nacional del próximo jueves lanzan una millonaria campaña para sumar fuerzas y promocionar la medida de fuerza.

La publicidad del paro quedó concentrada en el secretario general de la Unión de Trabajadores del Turismo y en un spot al que pudo acceder LPO, se puede escuchar la voz del locutor Jorge Formento.

Según trascendió, habrá publicidades en radio y televisión y ya trabajan en un diagrama de pintadas en todas las provincias.

Hoy, Barrionuevo amenazó con una profundización de la medida de fuerza y con sumar "más huelgas" luego del jueves.

"Se viene un plan de lucha. El próximo paso son 36 horas con movilización y después vendrán 48. En la medida que no tengamos respuesta iremos ejecutando la autoridad que tenemos de los congresos sindicales", advirtió el gremialista en diálogo con el diario salteño El Tribuno.

Durante la entrevista, Barrionuevo especuló respecto de los alcances del paro general y adelantó que "no va a haber barcos, aviones, trenes, colectivos, ni estaciones de servicio. Los gremios que se van a adherir son los que en definitiva hacen a la movilidad de la gente". Además, consideró que si bien cree que la huelga convocada junto a la CGT opositora y con el apoyo de la CTA "será un éxito", descree que "el Gobierno tome nota de este paro"

Los Aeronáuticos formalizaron su adhesión al paro

A través de un comunicado, la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA), dijo que los técnicos aeronáuticos, despachantes de aeronaves y controladores de tránsito aéreo de Aerolíneas, Austral, LAN Argentina, Sol y Andes se sumarán a la medida.

A esos sectores se sumarán los controles de tránsito aéreo de todo el país, medida que significará, según APTA, "un paro total en la aviación" durante el 10 de abril.

El gremio dijo que adherirá a la medida "en repudio del severo ajuste económico (...) y para que el costo de la incapacidad y la corrupción no sea pagado nuevamente en nuestra historia por los trabajadores y jubilados argentinos".

Agregó que la medida tiene su raíz en el reclamo por "el respeto a los derechos e intereses de los argentinos asalariados y de la tercera edad, hoy pisoteados por la devaluación, inflación, altísimas tasas de interés, tarifazo en combustibles y servicios públicos, crecimiento negativo y desempleo".

Comentá la nota