Moyano y Barrionuevo marchan a la Plaza y ya hay demoras en el Centro

Moyano y Barrionuevo marchan a la Plaza y ya hay demoras en el Centro
En el acto, a las 15, no habrá discursos ni banderas de los sindicatos. La 9 de Julio está complicada por la llegada de los manifestantes.
En una jugada políticamente arriesgada, el sindicalismo opositor que lideran Hugo Moyano y Luis Barrionuevo comenzó a movilizarse para el acto de esta tarde en la Plaza de Mayo para reclamar contra la inseguridad, la inflación y la pobreza. El éxito de la protesta dependerá, en gran parte, de la cantidad de gente que logren llevar. En el moyanismo apostaban a movilizar más de 50.000 personas.

La de hoy es la segunda embestida del año del sindicalismo anti K contra el Gobierno. La anterior fue el paro general del 10 de abril. Aquel paro fue considerado exitoso por dirigentes que ahora temen el resultado de la movilización de hoy. “Hacer un paro es mucho más fácil”, argumentaron.

Según lo previsto, las columnas ingresarán a partir de las 15 a la Plaza de Mayo. Por Diagonal Sur lo harán los gremios alineados con la CGT de Hugo Moyano; por Avenida de Mayo ingresarán los de la CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo. Por Diagonal Norte entrará la Corriente Clasista y Combativa. Este mediodía los micros, como es habitual, comenzaron a ocupar dos carriles sobre la 9 de Julio, lo que generaba importantes demoras en el tránsito.

Anoche, gente de Camioneros comenzó a armar el escenario. Estará ubicado frente a la Pirámide de la Plaza de Mayo y de espaldas a la Casa Rosada.

Al escenario sólo subirán alrededor de 150 chicos que llevarán puestas remeras con consignas contra la pobreza, la inflación y la inseguridad.

Los dirigentes sindicales estarán abajo. En vez de oradores, dos locutores leerán un documento de dos carillas titulado “El desanimo de los argentinos” y que fue redactado por los moyanistas Juan Carlos Schmid, Jorge Sola y Omar Plaini.

Por decisión de Moyano y Barrionuevo, no habrá banderas identificando a los gremios. Las dos centrales sindicales compraron miles de banderas argentinas, que se repartirán entre los asistentes a la protesta. Una de las apuestas de los organizadores es que sectores de clase media se sumen a la protesta, de ahí la decisión de que no haya banderas de los sindicatos.

“El que se sienta que está sufriendo las consecuencias de una inseguridad que la sufre todo el país, seguramente participará” de la protesta, dijo ayer Moyano. Y agregó: “Esta protesta es de todos. ¿Quién no se siente inseguro en el país?”.

Los maquinistas de trenes y los colectiveros, dos gremios alineados con la CGT oficial, participarán de la movilización.

Comentá la nota