Moyano y Barrionuevo se reunirán el martes para definir características de la próxima protesta

Moyano y Barrionuevo se reunirán el martes para definir características de la próxima protesta

Los líderes de las centrales gremiales opositoras tratarán de resolver “la continuidad del plan de lucha” con las opciones de un nuevo paro o una marcha a Plaza de Mayo.

Luis Barrionuevo, líder de la CGT Azul y Blanca, remarcó que “la situación es delicada” y que es necesario “volver a hablar de paritarias, porque las que se firmaron están todas licuadas”.

En declaraciones radiales, Barrionuevo sostuvo: “Tenemos que saber a dónde vamos, no podemos seguir con esta incertidumbre del alza de precios, de tarifas, todos los días, que los precios se van por las nubes, no alcanzan los sueldos”. Insistió que en este contexto económico “seguramente va a haber más conflicto” por parte de los gremios.

“La semana que viene seguramente va a haber anuncios de paros de ferroviarios. Empiezan los problemas sectoriales de aquellos que firmaron convenios a la baja de la inflación y que están en problemas porque no le alcanza. Y nosotros el martes vamos a resolver la continuidad del plan de lucha porque no nos dio (la presidenta Cristina de Kirchner) ninguna respuesta”, adelantó.

En un almuerzo, Barrionuevo y el líder de la CGT AzopardoHugo Moyano, comenzarán a evaluar los pasos a seguir con nuevas acciones conjuntas entre octubre y noviembre próximos, antes del cierre del año. Mientras el gastronómico y el líder de la CTA opositoraPablo Micheli, impulsan una nueva huelga de 48 horas, el camionero es más proclive a una movilización a Plaza de Mayo, a fin de evitar el desgaste que podría conllevar otra huelga general.

Precisamente, Micheli confirmó esta semana que convocará a un nuevo paro nacional para la “primera quincena de octubre” y se mostró a favor de coordinar esa acción con la CGT de Moyano, tal como ocurrió el 28 de agosto pasado.

Por otra parte, Barrionuevo volvió a negar que haya alentado un estallido social para fin de año, luego de ser citado a declarar por los saqueos de diciembre último en la ciudad de Mar del Plata, y denunció que tiene “los teléfonos pinchados”.

“Debe haber cinco mil servicios de inteligencia. Lo menos que tienen que hacer ellos es realmente saber en qué andamos cada uno de nosotros, porque tenemos todos los teléfonos tomados, pinchados, nos controlan, nos vigilan, entonces no pueden inventar que estamos conspirando”, alertó Barrionuevo.

Comentá la nota