Moyano y Barrionuevo sellaron un pacto de “unidad sindical” en Mar del Plata

Moyano y Barrionuevo sellaron un pacto de “unidad sindical” en Mar del Plata
El titular de la Confederación General del Trabajo (CGT) Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, y el de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, se reunieron este lunes en Mar del Plata para acordar “una unidad sindical”, en la que sumaron a unos 105 gremios del país.
El pacto se firmó en el hotel Presidente Perón, perteneciente a la Unión de Trabajadores Hoteleros, Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA), en el marco de un plenario gremial impulsado por ambos líderes sindicales opositores.

Sin rodeos y con la presencia de otros referentes opositores, como el caso del ex candidato a diputado Gerónimo Venegas, Moyano fue claro en sus objetivos: “Debe ser el poder”, expresó.

En el cónclave, Barrionuevo dijo que la reunión “se hizo para buscar la unidad con todos, sin exclusiones, como lo hicimos en otras oportunidades” y, según dijo, apunta “a la paz social”.

A la vez, expresó que su acercamiento a Moyano “no es una reunión corporativa o para entorpecer al gobierno” y aclaró que “de nosotros no va a salir una desestabilización y solamente no vamos a dejar de reclamar los intereses del movimiento obrero”.

Sobre la ausencia de los gobernadores bonaerense Daniel Scioli y cordobés José Manuel de la Sota, y del diputado nacional Sergio Massa, invitados a la reunión, Barrionuevo contestó que “queríamos saber sus propuestas, ya que quieren ser presidentes”, y desafió: “ya van a venir cuando nos necesiten”.

En tanto, Moyano señaló que “buscamos el fortalecimiento de las organizaciones gremiales, no sólo para discutir salarios sino para aspirar a algo más” y en ese sentido reiteró que “el objetivo del movimiento obrero debe ser el poder, porque la historia cambiará cuando un hombre de las filas del trabajo que haya sufrido necesidades, que no haya tenido un plato de comida en su casa, tenga la conducción del país”, aunque aclaró una vez más que él no piensa postularse para ese cargo.

Para el líder camionero, “este es el comienzo de una nueva etapa del movimiento obrero, con la construcción de la unidad, más allá de pequeñas diferencias que tuvimos o que tengamos” con otros pares “porque el interés general de los trabajadores y del país deben superar esas diferencias y porque lo importante es entender la necesidad de la unidad”.

Roberto Fernández, de la Unión Travinviarios Automotor (UTA), alineado a la CGT que conduce el líder metalúrgico Antonio Caló, refirió que “no vengo en representación de alguna CGT sino porque más que nunca tenemos que estar unidos y porque demandamos los mismos derechos” y subrayó que sobre la ausencia de los citados políticos invitados “algunos dicen que somos `piantavotos` pero nosotros no gobernamos”.

Venegas, representante de los trabajadores rurales, insistió en “que vengan todos los dirigentes gremiales, porque los destinos del país se cambian desde la CGT” y calificó a la reunión en Mar del Plata como “un antes y un después” en el sindicalismo argentino.

Comentá la nota