Moyano calificó de "inaceptable" la violencia en Camioneros

Moyano calificó de "inaceptable" la violencia en Camioneros
Tras el enfrentamiento a balazos en la filial Santa Fe, el titular de la CGT y de ese gremio repudió la muerte de un joven militante de 27 años.
El titular de la CGT y del Sindicato de Camioneros, Hugo Moyano, expresó este lunes su repudio y calificó de "inaceptable" el enfrentamiento a balazos ocurrido durante un encuentro de ese gremio a las afueras de Rosario, en el que resultó muerto un joven militante y otros cuatro sufrieron heridas.

Es un "hecho lamentable", ya que "se perdió la vida de un trabajador, es repudiable desde todo punto de vista", manifestó. "Hoy hemos separado a la dirección de Santa Fe de la conducción federal de Camioneros" a la espera de que se resuelva el hecho, anunció. Además, expresó, el sindicato convocó a "un congreso extraordinario para el 24 de abril para determinar" los pasos a seguir tras esos sucesos.

El hecho de violencia se produjo el sábado último frente a un camping del gremio de Camioneros en la localidad de Pérez, a las afueras de Rosario, donde se llevaba a cabo una asamblea ordinaria que resolvió auditar las cuentas y suspender temporariamente al secretario general del gremio en Rosario, Marcelo Dainotto, y al tesorero, Miguel Calchiolo.

Como consecuencia de lo ocurrido, cinco jóvenes integrantes del sindicato resultaron heridos, tras lo cual uno de ellos, identificado como Nicolás Savini, de 27 años, murió el domingo. En tanto, Diego Castaño, de 31 años, continuaba internado con lesiones graves, mientras los otros tres lesionados fueron dados de alta.

Por otro lado, Hugo Moyano aseguró este lunes que "las puertas siempre están abiertas" para que regresen a esa central los gremios oficialistas, pero expresó sus dudas porque a esos dirigentes les "falta grandeza", dijo, a la vez que acusó al gobierno de "apretar" a los sindicalistas para que se alejen de su sector.

En tanto, Moyano reiteró que con el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, "por ahora no" tiene "nada que ver", aunque expresó su "respeto" por el diputado y dijo que "alguna vez" se han reunido.

El dirigente camionero sostuvo que en junio, cuando venza el acuerdo salarial de su sindicato, verán "cuál es la inflación" y a partir de ahí discutirán un incremento "al menos para mantener el poder adquisitivo" de los sueldos, por lo tanto estará por encima del 30 por ciento, remarcó.

Los gremios que acordaron por el 29 o 30 por ciento "están perdiendo poder adquisitivo del salario", ya que "firmaron por debajo de la inflación", sostuvo. Además, definió como un "alivio" que el gobierno aumente el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, como trascendió que haría, pero eso "no es la solución", manifestó.

Tras el paro del pasado jueves, manifestó, el gobierno no envió ningún mensaje respecto de asistir a los reclamos formulados, aunque expresó su esperanza en que "en algún momento" la administración nacional deberá "entender y dar respuestas".

Si eso no ocurre, agregó, "seguramente en algún momento se van a volver a expresar de la forma en que lo hizo el 10 de abril", aunque evitó referirse a nuevas medidas de fuerza.

Finalmente, destacó que "las puertas siempre están abiertas" para que el titular de la UOM, Antonio Caló, y los demás dirigentes de la CGT kirchnerista vuelvan a unirse a su central obrera.

Pero se mostró descreído de que esto ocurra porque les "falta grandeza a los hombres" del sindicalismo oficialista para dar ese paso, sostuvo.

Además, acusó al gobierno de impedir la reunificación de las dos CGT porque presionan a los dirigentes de distintas formas: "Les crean una oposición (dentro del sindicato), o los manejan desde el punto de vista económico y algunos, a lo mejor, tienen un pasado que no los ayuda mucho", reveló.

"Sabe la cantidad de gremios que estaban a muerte con nosotros", pero a los que "un día (funcionarios) los llamaron, los apretaron y nos dijeron 'nos tenemos que ir' de la CGT, afirmó.

Comentá la nota