Moyano no irá al Consejo del Salario y sólo habrá aliados del Gobierno

Por Carlos Galván

Tomada habló con el antimoyanismo de la discusión por la suba del sueldo mínimo.

Tampoco el Consejo del Salario quedará a salvo de la pelea entre Cristina Kirchner y Hugo Moyano. El Ministerio de Trabajo le comunicó ayer a referentes del sindicalismo antimoyanista que en función de que se le prorrogó el mandato a la anterior conducción de la CGT, la central sindical deberá enviar a la mesa de discusión en la que se fija el valor del salario mínimo, vital y móvil a los 13 mismos consejeros que envió el año pasado. Con este argumento, el Gobierno se asegura que el camionero no vaya a empiojarle la discusión en el Consejo del Salario.

Es más: el propio Moyano ya le adelantó a algunos sindicalistas aliados que en esas condiciones no irán al Consejo del Salario . “No podemos admitir que repitan la nómina de consejeros del año pasado porque significaría aceptar la prorroga de mandato en la CGT y que desconozcan a su actual conducción”, fundamentó a Clarín el peón rural Gerónimo “Momo” Venegas.

En el encuentro que mantuvo ayer a la tarde con 8 referentes del antimoyanismo, el ministro Tomada les adelantó que el Gobierno convocará al Consejo del Salario para la última semana de este mes y que el nuevo mínimo regirá a partir del 1° de setiembre.

En la reunión no se habló de cifras, pero el antimoyanismo planea reclamar que el nuevo salario mínimo sea de alrededor de $2.900 (ahora es de $2.300). Moyano, en cambio, empezará entre hoy y mañana a empapelar las paredes del área metropolitana r eclamando que se suba el mínimo a 3.500 pesos.

De los 13 sindicalistas que integran la nómina de consejeros de la CGT que participaron el año pasado del Consejo del Salario, sólo 5 son moyanistas (entre ellos se encuentra el propio camionero). Así, con esta jugada el Gobierno se aseguró que si la CGT opositora decidiera a último momento participar de las discusiones por el salario mínimo estaría en minoría.

En la reunión con Tomada, los dirigentes Oscar Lescano, Andrés Rodríguez, Omar Maturano, Norberto Di Próspero, Jorge Lobais, Héctor Daer, Juan Belén y Carlos Ríos reclamaron por la millonaria deuda que el Estado tiene con las obras sociales sindicales y reclamaron la actualización del impuesto a las Ganancias y del valor de la asignación familiar. El funcionario se comprometió a transmitirle las demandas a la Presidenta.

Mientras el antimoyanismo se reunía con Tomada, Moyano recibía en la CGT al titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi.

En el encuentro hubo coincidencias “en un sinnúmero de cosas, como en lo que tiene que ver con la producción y la defensa de las instituciones”, confió Venegas. Y completó: “No se habló de realizar medidas de fuerza”.

Antes de encontrarse con Moyano, Buzzi había visitado al jefe de la CTA opositora, Pablo Micheli. Allí, sí se habló de la posibilidad de convocar de manera conjunta a una movilización para fines del mes que viene a Plaza de Mayo. “Esperamos que también se sume la CGT de Moyano”, dijo Micheli.

Anoche, la Presidenta recibió a la CTA oficialista que lidera Hugo Yasky, que al salir dijo: “Se coincidió en defender el modelo y los puestos de trabajo”.

Coment� la nota