Moyano convocó a un paro de camioneros para el lunes

Moyano convocó a un paro de camioneros para el lunes
El dirigente camionero intentará paralizar al país con una medida de fuerza y una movilización a Plaza de Mayo. De esta manera quiere recuperar el protagonismo sindical que se vio afectado desde que inició su carrera política.
El secretario general del Sindicato de Camioneros y titular de la CGT opositora al gobierno, Hugo Moyano anunció ayer oficialmente que el lunes próximo realizará un paro nacional de transporte que apunta a paralizar todo el país. Durante una conferencia de prensa, Moyano justificó la medida de fuerza enarbolando la bandera y reclamando la eliminación del pago del impuesto a las Ganancias por parte de los asalariados y del tope para el cobro de las asignaciones familiares.

Por la mañana, su hijo Pablo, secretario general adjunto del sindicato, adelantó que la huelga perjudicará el normal funcionamiento de las 18 ramas de la actividad, entre las que se encuentran transporte de caudales, combustibles, larga distancia, recolección de basura y distribución de aguas y gaseosas, automóviles, clearing y correo postal, mudanzas, encomiendas, residuos peligrosos e incluso el transporte de diarios y revistas.

El Sindicato de Camioneros se vio favorecido por el fuerte crecimiento que ha mostrado el transporte terrestre y en la actualidad cuenta con una fuerza de trabajo que se calcula en 200.000 afiliados.

La huelga de Moyano se realiza el día previo al feriado del martes, con lo que busca extender la medida de fuerza a otros sectores de la economía y afectar la provisión de dinero de los cajeros automáticos y la de combustibles.

Camioneros acompañará la medida de fuerza con una movilización que se hará efectiva el lunes a Plaza de Mayo y que contará con el respaldo de CTA opositora (ver aparte).

Moyano negocio hace 15 días un acuerdo político electoral con el empresario Francisco De Narváez, que le permitió colocar en el segundo lugar de la lista que encabeza el "colorado" a Omar Plaini, dirigente del Sindicato de Vendedores de Diarios y Revistas y que incluso lo ubica al camionero como candidato testimonial entre los últimos lugares.

En línea con la actitud beligerante que ha mantenido en los últimos tiempos, el dirigente sindical cuestionó las declaraciones de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por las huelgas en actividades vinculadas a los servicios públicos esenciales.

"Dice que nosotros la extorsionamos y el gobierno nos roba el salario con el Impuesto a las Ganancias", descerrajó Moyano.

Al término del plenario del Consejo Directivo de Camioneros abundó en esta crítica: "No es posible que se siga haciendo esta injusticia con los trabajadores", opinó.

En ese marco, Hugo Moyano dijo que su sindicato tiene "trabajadores con salarios de $ 7000 u $ 8000 a los que les han descontado $ 3000". Los ataques contra la primera mandataria signaron las declaraciones que formuló Moyano durante el día de ayer en los distintos medios de comunicación que le cedieron un espacio.

"La soberbia de la señora presidenta de no escuchar reclamos concretos de los trabajadores se termina con un paro general", disparó en declaraciones a una radio porteña.

Desde el 2003, Moyano creció gracias al lugar que le encomendó el ex presidente Néstor Kirchner como columna vertebral del sindicalismo y por el apuntalamiento de un modelo productivo que se caracterizó por un mayor protagonismo de la clase obrera. Este cambio que Moyano acompañó durante más de siete año se reflejó en la recuperación de las negociaciones paritarias, la fuerte baja del desempleo, políticas prosindicales y en una mejora objetiva de la distribución del ingreso y la riqueza que se observaron durante la última década.

Pese a ello, después de la muerte del ex presidente Néstor Kirchner, el camionero le dio la espalda a la actual mandataria e inició un giro de 180º hacia posturas más conservadoras que incluyeron intercambio de elogios y acuerdos estratégicos con el alcalde de la Ciudad de Buenos Aires, el derechista Mauricio Macri, el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota y alcanzaron su punto culminante cuando selló la alianza con De Narváez. «

micheli apoya y se suma al mitin

La CTA disidente que encabeza Pablo Micheli anunció ayer que se sumará a la movilización convocada para el lunes a Plaza de Mayo que elucubró Hugo Moyano, y manifestó su solidaridad con la disposición de un paro nacional. "Consecuentes con nuestra consigna de que las luchas se ganan en la calle y con la gente, nos solidarizamos con el paro nacional del Sindicato de Camioneros", indicó la CTA en un comunicado, que lleva la rúbrica de Micheli. En sintonía con Moyano, recordaron que "el salario no es ganancia" e indicaron que desde la CTA hace tiempo lo gritamos en cada marcha, lo proclamamos en todos los actos. Llamamos a todas las organizaciones a ocupar su lugar en la concentración del próximo a las 11 horas en Plaza de Mayo". La central opositora consideró que "esta no es una lucha de tal o cual sindicato sino de la clase obrera toda" y se solidarizaron con el Sindicato de Camioneros. Los dirigentes de la CTA opinaron que" el Impuesto a las Ganancias es la vedette de la recaudación tributaria del gobierno kirchnerista. Cada vez más trabajadores ingresan en ese régimen de Ganancias producto de la inflación y los consecuentes aumentos salariales".

Comentá la nota