Moyano cree que el Gobierno puede buscar "un hecho de sangre"

Moyano cree que el Gobierno puede buscar

El titular de la CGT Azopardo aseguró que no sería “de extrañar" que se intente opacar el reclamo con un episodio de violencia "similar al de Mariano Ferreyra".

El titular de la CGT Azopardo,Hugo Moyano, afirmó ayer que no sería "de extrañar" que en el gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner"busquen un hecho de sangre" en el paro del próximo 9 de junio.

El camionero vaticinó que la Casa Rosada intentará "desviar el eje de los justos reclamos" de esa medida de fuerza que, vaticinó, "será un éxito".

De esta manera, el sindicalismo le respondió al diputado ultrakirchnerista Edgardo Depetri, quien sugirió ayer que existe la posibilidad de "hechos de violencia" en el paro del 9 de junio organizado por varias centrales obreras. El dirigente incluso alertó sobre algún episodio "similar al de Mariano Ferreyra", el militante de izquierda que fue muerto de un balazo.

"Atento a los antecedentes, no es de extrañar que busquen un hecho de sangre para desviar el eje de los justos reclamos. En un país donde se asesinó a Mariano Ferreyra, en un año donde se asesinó a un Fiscal de la Nación (Alberto Nisman), no es aventurado pensar que son capaces de cualquier cosa", aseveró un comunicado que lleva la firma de Moyano según informa DyN.

El moyanismo advirtió a su vez que "el gobierno es responsable de lo que pase" el día del paro, al tiempo que manifestó "su honda preocupación frente a las afirmaciones vertidas por un vocero conspicuo del Gobierno Nacional", en referencia a Depetri.

"Precisamente estamos en un momento donde varios gremios llevan adelante planes de lucha atento a la decisión del gobierno de poner fin a las paritarias libres no homologando convenios cuando superan el 27 por ciento con la consiguiente pérdida para los trabajadores frente a la inflación", sostuvo la CGT opositora.

Por su parte, el dirigente de La Fraternidad Omar Maturano afirmó que la medida de fuerza "es inevitable por la soberbia del gobierno", al tiempo que pidió que ese día "no haya piquetes".

"Pedimos que no haya cortes de tránsito, que no haya piquetes que dejen que los compañeros salgan a trabajar como corresponde, por sus propios medios porque no va a haber transporte público, así no nos hostigan que cortamos las calles", pidió.

El petrolero Alberto Roberti de la CGT oficialista, en cambio, le restó importancia a la advertencias sobre hechos de violencia en el paro y afirmó: "No creo que haya desmanes, lo que va a haber es una fuerte protesta social contra el gobierno que quiere ponerle un cepo a las paritarias, la gente está cansada de eso".

El titular de la opositora CTA Autónoma, Pablo Micheli, cruzó al diputado Depetri al señalar que "en lugar de ser un pájaro de mal agüero, debería garantizar que su gobierno garantice que el día del paro no haya infiltrados que generen violencia".

Desde el barrionuevismo, Carlos Acuña también rechazó los dichos de Depetri y expresó que "el quilombo y la injusticia social ya están instalados en todo el país, están en todos aquellos que no tienen trabajo y no tienen para comer" y pidió que "habría que reconocer esos problemas y darle solución y no ser un provocador a sueldo".

El judicial Julio Piumato detalló que el sector que integra tuvo que volver a ser combativocuando el kirchnerismo "desvió el rumbo" de su Gobierno y de una administración que "había devuelto las paritarias libres, giró hacia otro lado y terminamos con paritarias impuestas".

Comentá la nota