Moyano cuestionó a Cristina

El sindicalismo opositor salió en bloque hacia lo que consideró una oportunidad para golpear la figura presidencial tras la interpelación que Cristina Fernández le hizo al sindicalismo, el martes pasado, al pedirle que colabore en el programa Precios Cuidados.
El titular de la CGT opositora, Hugo Moyano, dijo: "Es inaceptable. Una forma de tratamiento público que es lamentable. Desde el punto de vista humano es inaceptable, más allá de a quién se lo hayan hecho." El camionero adelantó, además, que se reunirá con el secretario general de la CTA opositora, Pablo Micheli, para analizar "el ataque" de la jefa de Estado al sindicalismo, actitud que, aseguró, responde a la búsqueda de un "chivo expiatorio" por parte del gobierno para "argumentar su fracaso".

Por su parte otro opositor, el jefe de la CGT Azul y Blanca, el gastronómico Luis Barrionuevo, dijo: "Tomando lo de Caló, la verdad que me da pena, me da lástima que haya estado ahí (por la Casa Rosada) escuchando lo que la presidenta le decía, que no estaba de acuerdo con lo que él había manifestado. Caló lo que manifestó es lo que estamos manifestando todos en general, es que el poder adquisitivo de los trabajadores desapareció", enfatizó Barrionuevo.

Por su parte, Pablo Micheli, de la CTA opositora, advirtió que "rechazamos que nos quiera hacer responsables a los dirigentes sindicales de la actual crisis del país, que es responsabilidad de ella y de su gobierno".

Por su parte, ayer, Hugo Moyano y el líder de los peones rurales, Gerónimo Momo Venegas, se reunieron con un grupo de empresarios liderados por el titular de la Sociedad Rural Argentina, Miguel Etchevehere, para analizar la coyuntura política y económica. «

Comentá la nota