Moyano: "Debo ser suplente, porque Cristina no me llamó"

Moyano: "Debo ser suplente, porque Cristina no me llamó"
El titular de la CGT Azopardo se refirió así a la convocatoria que hizo la presidente Cristina Kirchner a distintos grupos económicos. Además, se despegó de la derrota de Francisco De Narváez. "Nunca dije a quién había que votar, pero sí a quién no", remarcó.

El secretario general de la CGT opositora, Hugo Moyano, aclaró este sábado que "nunca" dijo "a quién había que votar, pero sí a quien no" en las primarias y afirmó que eso tuvo "mucho que ver" con la derrota electoral que sufrió su aliado Francisco de Narváez.

"Fui el único que dijo que los trabajadores íbamos a replantear nuestro voto. Nunca dije a quién había que votar, pero sí a quién no había que votar. Este resultado tiene mucho que ver con eso", remarcó Moyano, que de esa manera se despegó del revés sufrido por De Narváez.

Por otra parte, el líder de la central obrera opositora admitió que estaba dispuesto a "poner la mejor buena voluntad" si el Gobierno lo convoca a participar del diálogo con sectores socio-económicos, pero lamentó que las expresiones de la presidente Cristina Fernández "no reflejan la realidad".

Moyano se refirió a la convocatoria con una ironía, ya que hasta el momento no fue citado por la mandataria nacional. "Debo ser suplente, estoy en el banco, porque Cristina no me llamó", graficó.

Sin embargo, el jefe del gremio Camioneros resaltó su alianza con De Narváez para conformar el frente Unidos por la Libertad y el Trabajo de cara a las legislativas, y negó la posibilidad de acompañar a otro candidato en octubre: "Morimos con la nuestra. Se puede mejorar el 10 por ciento".

Moyano recordó que "tenía muy buena relación" con el intendente de Tigre y primer candidato a diputado nacional por el bonaerense Frente Renovador, Sergio Massa, pero no acordó con él porque "no se definía".

"Nosotros teníamos que debutar con nuestro partido y lo hicimos con un hombre que, más allá de que hayamos tenido malas relaciones, siempre levantó la bandera del peronismo", explicó para justificar el pacto con De Narváez.

Moyano y su hijo Pablo, secretario adjunto de Camioneros, coincidieron, durante una entrevista con el diario La Nación, en señalar que "hay más bronca" luego de los "discursos" de la presidente Cristina Fernández tras el resultado de las primarias.

"No sólo por lo que dice la Presidenta, también por lo que dijo 'Anibaúl'. El es un provocador permanente. Se habrá puesto nervioso cuando dije que se va a sentir el olor a cala", indicó en alusión al senador Aníbal Fernández.

Por su parte, Pablo Moyano afirmó que "el Gobierno, o directamente la Presidenta, detesta al movimiento obrero" porque "no se olvidan que Perón los echó de la Plaza (de Mayo) y se quedó con el gremialismo".

"La bronca de esa época la siguen teniendo", planteó el sindicalista Camionero para explicar el distanciamiento de la central obrera que conduce su padre con la Casa Rosada. Al respecto, agregó que "el conflicto de fondo" todavía es "montoneros versus sindicalismo" y agregó: "Fijate el desprecio que tienen y lo que han hecho con el sindicalismo, lo han dividido todo y a los que quedaron en la CGT oficial no les han dado ningún puesto en las listas".

Comentá la nota