Moyano desliga a los camioneros del fuego en Chacarita

Moyano desliga a los camioneros del fuego en Chacarita
Luego del incendio de un camión recolector y la posterior quema de ocho autos, el Sindicato de Choferes de Camiones (Sichoca) de los Moyano denunció a las empresas contratadas por el Gobierno porteño de Mauricio Macri por la "falta de inversión y mantenimiento" de las unidades utilizadas para recoger la basura en la Ciudad.
Al defender a los trabajadores de la rama de barrido y recolección, Sichoca expresó que en el siniestro ocurrido en Chacarita "no existe negligencia alguna de parte de los choferes u operarios de esta actividad, ya que existe una falta de inversión de partes de las empresas que prestan servicio en la Ciudad". Entre las firmas, mencionan a Cliba, Aesa, Nitida, Integra, Urbasur y Galu.

A través de un comunicado, los Moyano recordaron que anteriormente denunciaron "la falta de renovación de las unidades", ya según dicen, en su mayoría datan de 10 a 14 años de antigüedad, y "la falta de mantenimiento" de esos camiones. "Es por esa razón que deslindamos toda responsabilidad por parte de los choferes y operarios; ya que en muchos casos son forzados a conducir camiones corriendo el riesgo en lo personal y para terceros, cuya gravedad puede ser mayor", alertaron los gremialistas.

"Responsabilizamos a quienes tienen que ejercer el control de los vehículos y a las empresas que ya han sido notificadas de esa situación en reiteradas oportunidades, sin que se logre solucionar una situación de sumo riesgo", concluyó el parte de prensa firmado por Pablo Moyano.

Las acusaciones también recaen sobre el gobierno de Macri, quien a través de la Subsecretaría de Higiene Urbana (SSHU), a cargo de Edgardo Cenzón, debe inspeccionar y realizar auditorías a los servicios de recolección.

Desde el empresa Cliba aclararon que el camión tenía todos los elementos de seguridad correspondientes y que el foco de incendio que se inició entre la cabina y la caja compactadora de la unidad "por razones que aún no se pueden conocer".

Según el relato de la empresa, por "la rápida propagación del fuego y el estado de shock" que provocó a los que ocupaban, la dotación "no pudo intervenir inicialmente en el control del mismo (buscar un matafuego) y acudió a dar a aviso inmediato a los bomberos". La compañía aseguró además que "se ha puesto a disposición de los damnificados para gestionar la cobertura de los daños ocasionados".

Los comercios afectados, Blindados Dietrich (de la familia del secretario de Transporte porteño, Guillermo Dietrich) y la concesionaria Piko Automotores, se encuentran ubicados en Concepción Arenal al 3.400 y en la avenida Córdoba al 6.100, respectivamente.

Comentá la nota