Moyano dice que se viene un tiempo de ajustes duros

Pidió unidad en la CGT para apoyar al próximo gobierno

El titular de la CGT opositora, Hugo Moyano, afirmó ayer que acompañará "al futuro gobierno que venga" tras las elecciones de 2015 porque consideró que "de acuerdo con cómo van las cosas, va a tener que producir ajustes muy duros". Además, insistió en la necesidad de que el respaldo sea "de toda la sociedad y no sólo del movimiento obrero".

En declaraciones radiales, el líder de los camioneros y secretario general de la CGT con sede en Azopardo, analizó que "por el entramado que deja este gobierno, los miles de personas que se han incorporado al Estado", el próximo gobierno "va a tener que hacer ajustes muy duros".

"Tenemos que tener un movimiento obrero que sepa y acompañe con responsabilidad cualquiera que sea el próximo gobierno", afirmó Moyano, y agregó que "la unión de la CGT depende de la voluntad que tengan algunos dirigentes".

En este sentido, el referente del gremio de camioneros indicó que si "es para aplaudir" al Gobierno, no quiere la unidad, y afirmó que "primero hay que ver para qué nos juntamos, cuál es el objetivo".

"Todos estamos dispuestos a acordar un funcionamiento de la CGT que no sea ni aplaudidora del Gobierno ni en la lucha permanente, que también agota a la sociedad", indicó.

No obstante, señaló que "primero hay que ver para qué nos juntamos, cuál es el objetivo, y después diré si doy un paso al costado" de la conducción de la central obrera.

En tanto, sobre una supuesta ruptura con su par de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, Moyano sostuvo: "Yo no me peleo con nadie. Yo discuto, no me peleo".

Consultado por los postulantes presidenciales Daniel Scioli, Mauricio Macri y Sergio Massa, el gremialista afirmó: "Hasta ahora no me convence nadie. Yo quiero que empiecen a hablar de laburo. Quiero escuchar cómo van a implementar la creación de puestos de trabajo".

Comentá la nota