Moyano, entre sus negocios con Macri y la reconciliación secreta con Scioli

Tiene nexos económicos con la Ciudad a partir del gremio e Independiente, pero ya mira al sciolismo

Detrás de la nube de repercusiones que se levantó por las dos fotos en plena campaña electoral de Mauricio Macri y Hugo Moyano juntos, se renuevan acuerdos millonarios entre el candidato a presidente de Cambiemos y el líder de la CGT opositora y del sindicato de los camioneros.

El trato nada tendría que ver con las elecciones ni con sendos enfrentamientos con el kirchnerismo. Incluye a los negocios que mantienen en común por la recolección de la basura en el distrito porteño, los millonarios plazos fijos que atesora el gremio en el Banco Ciudad y el sponsoreo del mismo banco al club Independiente, que preside Moyano desde el año pasado.

El más ambicioso de los acuerdos entre Macri y Moyano es el relativo a la recolección de residuos en la ciudad. Hace dos años, el jefe de gobierno porteño garantizó que los 7000 camioneros que se desempeñan actualmente en la prestación del servicio conservarán su fuente laboral y su antigüedad, por más que en el futuro se adjudique la tarea a una empresa diferente de la que pertenecen. Así, los recolectores tienen garantizada su estabilidad laboral casi de por vida. Además, la gestión de Pro afrontó una deuda por indemnizaciones pendientes desde 1998, cuando culminó el contrato con la empresa Manliba.

Radicalizada su rivalidad con el kirchnerismo, Moyano endureció su postura a tal punto que mudó los ahorros del gremio del Banco Provincia (Bapro), que depende de Daniel Scioli, al Banco Ciudad, administrado por el macrismo. Una de las operaciones más imponentes se concretó el 10 de septiembre de 2013, cuando el Sindicato de Choferes de Camiones y Afines retiró $ 4.411.314,14 de una cuenta que tenía en la sucursal N° 1 del Bapro desde hacía años. Parte de ese monto habría sido transferido a un plazo fijo con una alta tasa de interés que el gremio mantiene activo en el Banco Ciudad, según aseguraron a LA NACION fuentes vinculadas al moyanismo.

A partir de este lazo entre el gremio y el banco que preside Rogelio Frigerio, se avanzó en un convenio de patrocinio con el club Independiente. El Banco Ciudad abona $ 5.000.000 por 18 meses a cambio de publicidad en la camiseta, en la estática del estadio y facilidades para que los socios accedan a tarjetas de crédito o débito. Hay otro vínculo más a partir del fútbol: el legislador macrista Cristian Ritondo integra la comisión directiva del club.

Después de meses de letargo y pasividad, Moyano convocó el jueves pasado al consejo directivo de su CGT con dos objetivos: desmarcarse ante sus colegas de las fotos que lo mostraron con Mauricio Macri y enviar un mensaje cargado de ironía para Cristina Kirchner antes de su retirada del poder. Pero el camionero también dio alguna pista sobre su realineamiento político a partir del 10 de diciembre. Delante de su tropa manifestó que apoyará al futuro presidente siempre que exista un canal de diálogo.

Como con Macri tiene una muy buena relación, Moyano ya activó su plan para reconciliarse con Scioli. Ya hubo dos hechos que anticipan un final feliz. El primero fue que Alberto Pérez, jefe de gabinete bonaerense y operador sciolista, se reunió hace algunas semanas con el jefe camionero en una de las sedes del gremio. Hablaron sobre Independiente y el futuro de la CGT, según fuentes de ambas orillas. Hicieron las paces, si es que alguna vez estuvieron peleados.

El otro episodio para tener en cuenta es el regreso de Omar Plaini al círculo de confianza que rodea a Moyano después de varios meses de frialdad y distanciamiento. El referente de los canillitas y diputado nacional es uno de los impulsores de la mesa sindical que respalda la candidatura presidencial del gobernador bonaerense.

Hay un tercer dato que contemplar, aunque es hoy más especulación que un hecho concreto. En el sciolismo sospechan que Facundo Moyano, candidato a diputado nacional de la mano de Sergio Massa, podría volver a sumarse al espacio por el cual llegó al Congreso, en 2011. Sucedería siempre que Scioli fuera el reemplazante de Cristina Kirchner. Sustenta ligeramente esta teoría el discurso de campaña del hijo de Moyano: Macri es el blanco casi exclusivo de sus ataques retóricos y sus declaraciones comenzaron a ser reproducidas en medios de comunicación afines al kirchnerismo, en los que hasta hace poco el referente de un sector de la Juventud Sindical era ninguneado.

Hay otros aliados de Massa que exploran un atajo similar: Luis Barrionuevo, que ya anticipó que en caso de un ballottage entre Macri y Scioli votaría por el gobernador, y el otro es el petrolero Alberto Roberti, esposo de la neosciolista Mónica López.

Audaz y estratega, Hugo Moyano se mueve entre sus negocios con Macri y la secreta reconciliación con Scioli. Públicamente, asumió que no respaldará esta vez a ningún candidato presidencial. A los 71 años, les dijo a sus ínitmos que no se equivocaría como cuando se enroló detrás de Adolfo Rodríguez Saá, en 2003, o como cuando pidió el voto por los Kirchner ante una multitud que cubrió la avenida 9 de Julio. Mientras tanto, ensaya la unidad de la CGT con gremios sciolistas.

Con huevos en las tres canastas

Hugo Moyano

Jefe de la CGT opositora

Moyano apareció dos veces en la campaña al lado de Macri, pese a decir que no apoyará públicamente a ningún candidato

Tiene acuerdos con el gobierno porteño por la recolección de residuos, además de atesorar los ahorros del sindicato de camioneros en el Banco Ciudad. A su vez, el banco patrocina a Independiente, club que preside Moyano

Moyano reactivó su buen diálogo con el sciolismo: se reunió con el jefe de gabinete bonaerense, Alberto Pérez, e hizo regresar a su círculo de confianza a Omar Plaini, uno de los sindicalistas que más cerca están de Scioli. Además, ayer, los gremios del transporte, muchos de los cuales responden a él, se reunieron con Sergio Urribarri y Oscar Cuartango, eventuales ministros sciolistas

Pero Moyano también tiene su puente asegurado con Sergio Massa: su hijo Facundo es candidato a diputado nacional por UNA

Comentá la nota