Moyano: “Esperamos que el Gobierno entienda el mensaje”

Moyano: “Esperamos que el Gobierno entienda el mensaje”
En una rueda de prensa plagada de bromas, críticas y chicanas, el camionero dijo que el acatamiento a la huelga “llegó al 98% en algunos lugares”. Y advirtió que si no hay respuesta a los reclamos podrían llamar a otro paro.
Rara vez Hugo Moyano habla con metáforas. Ayer eligió una para describir al paro general: “Ni los pájaros están volando”, describió. Pero para titular una nota la alegoría no era suficiente, así que se le pidieron precisiones.

“La convocatoria ha sido con un acatamiento y una adhesión importantísimo, del 95% a nivel nacional, del 98% en determinados lugares”, contestó en la conferencia de prensa que dio en el salón Felipe Vallese de la CGT. Y le advirtió al Gobierno: “Esperamos que el Gobierno entienda el mensaje. Siempre está la posibilidad, si no hay respuesta, de organizar una medida de fuerza”.

El camionero estaba eufórico: llegó triunfante y con los dedos de ambas manos haciendo la “V” de la victoria. Como dueño de casa fue el más ovacionado, pero enseguida compartió la aclamación apuntando con sus índices a sus aliados Luis Barrionuevo y Pablo Micheli, jefes de las otras centrales que llamaron a la huelga.

En la conferencia los sindicalistas chicanearon a la Presidenta y al kirchnerismo, se burlaron del jefe de Gabinete Jorge Capitanich y del ministro de Economía Axel Kicillof y recordaran los pasados del vicepresidente Amado Boudou y del secretario general de la Presidencia Oscar Parrilli. Cada respuesta fue celebrada por los activistas sindicales que colmaban el salón.

“Yo no soy golpista. Cuando yo peleaba contra los milicos, los señores del Gobierno estaban debajo la cama”, aseguró el camionero. Sobre Néstor y Cristina Kirchner sostuvo: “Nunca hicieron ninguna presentación en la dictadura y hoy son los campeones de los derechos humanos. Dejémonos de joder”.

Siguió con los palos. “Cuando nosotros peleamos contra el neoliberalismo estos señores estaban calladitos la boca. Y hoy resulta que son los fundadores de la Patria. Yo personalmente no lo soporto. Jamás se preocuparon, alentaron las privatizaciones de las empresas del Estado y hoy son los paladines de la estatización”.

Sobre este punto, Pablo Micheli recordó que Parrilli fue el miembro informante del menemismo en Diputados para la privatización de YPF. “La derecha está en el Gobierno”, apuntó el jefe de la CTA.

Del ministro Kicillof, Moyano dijo: “Era de izquierda y ahora se rinde ante el FMI”.

De Capitanich el camionero directamente se mofó. En vez de por su sobrenombre Coqui, lo trató de Quico como el personaje de “El Chavo”. Consultado sobre una declaración del funcionario, Moyano respondió: “Que dicen? ¿Qué Barrionuevo me había desbancado a mí como líder del movimiento obrero? Es otro de los chistes permanentes que se manda Capitanich. Qué otra cosa podemos hacer que reírnos, Quico es así”.

Luego, volvió a burlarse de Capitanich. Sostuvo primero que la relación con el Gobierno “no está rota, directamente no existe”. Y enseguida agregó: “Únicamente que mañana a la mañana Capitanich diga que quiere una reunión con nosotros. Pero, si es así, hay que esperar hasta el mediodía a ver si cambia lo que dijo”, en referencia a los vaivenes del funcionario.

Ahí sus seguidores estallaron en carcajadas. Lo cierto es que rieron sinceramente ante cada ocurrencia del camionero, como cuando castigó a los Metrodelegados del Subte (los llamó “metrocarneros”) o cuando sostuvo que por un solo piedrazo en un piquete habían sufrido heridas 6 gendarmes. “Parece que David fue el que la tiró”, dijo en alusión a la narración bíblica.

Se puso serio a la hora de rechazar que el éxito del paro hubiera sido por los cortes de tránsito. “Pretenden hacer creer que por los piquetes la gente no fue a trabajar. Acá fue la expresión de la gente, dándole un mensaje claro al Gobierno: que comience a dar respuesta a los reclamos”. De no haber respuesta, las tres centrales llamarían a otro paro en breve.

Comentá la nota